15/08/2022
01:39 AM

Más noticias

“Estas muertes pesan sobre Biden”: Duro mensaje de Abbott tras hallazgo de migrantes

El Gobernador de Texas culpó a Biden por la muerte de 50 migrantes en un tráiler abandonado en San Antonio.

Texas, Estados Unidos.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, republicano que defiende una línea dura contra la migración, lanzó un duro ataque al presidente de Estados Unidos Joe Biden y culpó a sus “mortíferas políticas de frontera abierta”.

“Estas muertes pesan sobre Biden”, escribió Abbott en Twitter, tras el hallazgo de 50 migrantes muertos dentro de un camión abandonado al borde de una carretera en San Antonio, Texas.

Su contendiente demócrata en las elecciones legislativas de medio mandato de noviembre, Beto O’Rourke, instó a una “acción urgente” y pidió “desmantelar las redes de tráfico de personas y reemplazarlas” con vías expandidas para la migración legal que reflejen los valores y las necesidades del país.

“Estamos siguiendo de cerca” la información “absolutamente horrible y descorazonadora” de San Antonio, indicó por su parte la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, a bordo del Air Force One, cuando se dirigía a la cumbre de la OTAN en Madrid.

Camiones como el que se encontró en San Antonio son un medio de transporte muy utilizado por migrantes que intentan entrar Estados Unidos.

El viaje es extremadamente peligroso, sobre todo porque los vehículos de este tipo no suelen contar con sistemas de ventilación o refrigeración.

Vea: Al menos dos migrantes hondureños entre los fallecidos en un tráiler en Texas

“El señor tenga misericordia de ellos. Esperaban una mejor vida”, escribió en Twitter Gustavo Garcia-Siller, arzobispo de San Antonio. “Una vez más, la falta de coraje para lidiar con una reforma migratoria está matando y destruyendo vidas”.

San Antonio sufrió una tragedia similar en 2017, cuando 10 personas murieron sofocadas en un contenedor que se dirigía hacia Estados Unidos y que tenía el aire acondicionado dañado y los orificios de ventilación tapados.

Decenas fueron hospitalizadas por golpes de calor y deshidratación. Se cree que el camión transportaba a hasta 200 personas, pero la mayoría de ellas huyó cuando se detuvo en un estacionamiento. El conductor fue condenado en abril de 2018 a cadena perpetua sin opción de libertad condicional.