Washington, Estados Unidos.

Estados Unidos buscará este lunes ahondar la colaboración comercial y tecnológica con la Unión Europea (UE) frente Rusia, que en los últimos meses ha permitido imponer sanciones y medidas contra las exportaciones rusas en represalia por la invasión de Ucrania.

Un funcionario de la Administración del presidente Joe Biden indicó en una llamada con periodistas que Rusia va a ser el punto de atención en varios ámbitos que se tocarán en la segunda reunión del Consejo de Comercio y Tecnológico Estados Unidos-UE (TTC, en inglés), que se celebrará el lunes en París.

“Nos van a ver hablar de las cadenas de suministro y de Rusia, y de las maneras de abordarlo de forma colectiva”, dijo la fuente.

En ese sentido, adelantó que Estados Unidos y la UE continuarán la “colaboración estrecha” de los últimos tres meses para aislar a Rusia tanto en la economía global como en instituciones comerciales internacionales, en respuesta por la invasión de Ucrania. Indicó que ambas partes siguen cooperando para abordar “las políticas que distorsionan el comercio y las prácticas de las economías que no son de mercado”.

La fuente anticipó que en la conferencia se anunciará “un nuevo marco de cooperación” para explorar asuntos relacionados con “la integridad de la información y las crisis, en concreto en las plataformas digitales”.

A este respecto, matizó que Estados Unidos y la UE quieren centrarse en los problemas vinculados a “la desinformación y la información falsa” que Rusia está difundiendo sobre la guerra en Ucrania.

Además, ambas partes buscarán establecer un diálogo para “desarrollar respuestas a los desafíos globales de seguridad alimentaria ocasionados por la agresión rusa de Ucrania”, señaló el funcionario.

La UE y Estados Unidos anunciarán, asimismo, planes para crear una guía de ciberseguridad con buenas prácticas para las compañías pequeñas y medianas cuyos negocios se hayan visto afectados por los pirateos informáticos.

Otro de los temas sobre el que girará el encuentro son los problemas en las cadenas de suministro de los semiconductores, que han sido una constante durante la pandemia.

En ese sentido, el funcionario afirmó que su país quiere adoptar un enfoque conjunto con la UE para evitar alteraciones en las cadenas de abastecimiento.

La fuente subrayó que en la reunión se verán “enfoques conjuntos” y discusiones técnicas para establecer estándares globales y un sistema de alertas para predecir cualquier “interrupción en la cadena de suministros”.

Asimismo, Estados Unidos espera lograr una postura “transatlántica sobre las inversiones en semiconductores para garantizar la seguridad de la cadena (de abastecimiento) y fortalecer los ecosistemas”.

En suma, el objetivo es “alentar” esas inversiones en Estados Unidos y la UE de manera coordinada “sin promover una carrera de subvenciones”, remarcó el funcionario.

La fuente agregó que también anunciarán un mayor intercambio de información sobre exportaciones y tecnología “crucial” y el compromiso de desarrollar un plan conjunto para disponer de herramientas de evaluación con Inteligencia Artificial “de fiar” y en el manejo de riesgos.

La primera reunión del TTC tuvo lugar en la ciudad estadounidense de Pittsburgh en septiembre pasado con la idea de consolidar un frente común ante China.

Por parte de Estados Unidos a esta segunda reunión acudirán el secretario de Estado, Antony Blinken, la titular de Comercio, Gina Raimondo, y la Representante Comercial de EE.UU., Katherine Tai. EFE