19/05/2024
12:00 AM

Clinton y Sanders desempataron con monedas en 6 distritos

  • 02 febrero 2016 /

A falta de resultados oficiales, la exsecretaria de Estado se declaró ganadora de las elecciones en Iowa por décimas.

Washington, Estados Unidos.

Largas esperas, apasionados alegatos e interminables recuentos marcaron los caucus de Iowa, un rudimentario y caótico método electoral que magnifica el entusiasmo de sus votantes, convencidos de que limitarse a depositar un voto en una urna es algo demasiado gris.

Hillary Clinton y Bernie Sanders cerraron con un empate técnico el caucus. Sin saberse los resultados definitivos, ambos candidatos comparecieron ante sus seguidores para darles las gracias. Solo mencionó la palabra empate el senador de Vermont. El equipo de campaña de Hillary Clinton proclamó este martes su victoria con una mínima ventaja ante su rival.

Y es que las votaciones en los caucus entre ambos candidatos estuvieron muy cerradas, en varios recintos los recuentos de votos fueron una constante y en los casos más extremos, las normas de los caucus demócratas permiten deshacer un empate entre dos grupos de votantes lanzando una moneda al aire, algo que ocurrió anoche no en uno, sino en seis de los recintos electorales de Des Moines y que el azar resolvió a favor de Clinton.

Foto: La Prensa

Hillary resultó ganadora del desempate con la moneda.
Según los últimos resultados, Hillary Clinton ha sacado 0,4% de ventaja sobre Bernie Sanders, diferencia que se traduce con dos delegados de ventaja (23 a 21).

Entre los simpatizantes de Clinton en esta escuela hay una notable mayoría de mujeres de mediana edad, un grupo con el que la ex secretaria de Estado contaba para ganar en Iowa.

En las filas de Sanders hay muchos jóvenes, uno de los grupos más entusiastas con el senador socialista, algunos que hasta ahora nunca habían votado en un caucus.

Los votantes jóvenes se dejan seducir por las ideas socialistas de Bernie Sanders.


'Es la primera vez que vengo. Estoy muy motivada porque creo que Bernie es uno de los primeros candidatos que de verdad hablan por el pueblo y que no están comprados (por los grandes intereses financieros) como el resto', asegura a Efe Lydia Hagans, de 24 años.

A su lado, Shaun Johnson, de 25, explica que ya ha votado en dos elecciones presidenciales, pero nunca se había molestado en acudir a las primarias porque ningún candidato le convencía lo suficiente.


Video Univisión Noticias.