Washington, Estados Unidos.

El presidente estadounidense, Joe Biden, “monitorea” de cerca las manifestaciones en China, que exigen libertades y el fin de los confinamientos por covid-19, informó este lunes la Casa Blanca.

“Él lo está monitoreando. Todos lo estamos. Así que sí, por supuesto el presidente está al tanto” de lo que pasa, dijo a los periodistas el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby.

“El presidente no va a hablar por los manifestantes de todo el mundo. Están hablando por sí mismos”, añadió.

Pero destacó el apoyo de Estados Unidos a los derechos de los manifestantes.

“A las personas se les debe permitir el derecho de congregarse y protestar pacíficamente contra las políticas, leyes o imposiciones con las que están en desacuerdo”, dijo Kirby.

“Lo estamos siguiendo de cerca, como era de esperar”, agregó.

El lunes el departamento de Estado sugirió que Estados Unidos considera excesivas las políticas de confinamiento por covid de China.

“Creemos que va a ser muy difícil para la República Popular de China poder contener este virus a través de su estrategia cero covid”, dijo un portavoz del departamento.

El descontento se lleva gestando meses debido a las duras medidas de las autoridades chinas para controlar el coronavirus, que incluyen largas cuarentenas, confinamientos localizados y restricciones de viaje.

Fuera del país, las comunidades de habla china también organizaron vigilias para recordar las vidas perdidas por el covid cero, como los muertos en un incendio en la ciudad de Urumqi, en la provincia de Xinjiang (noroeste) este mes. Muchos aseguran que el confinamiento obstaculizó las labores de rescate.

En Los Ángeles, más de 100 personas se congregaron frente al consulado general de China el domingo, contaron algunos participantes a la AFP.

Michael Luo, un estudiante de 25 años, dijo que se respiraba “ira, tristeza y un poco de frustración”.

Mientras tanto, en Washington, unos 25 miembros de la comunidad uigur se reunieron el lunes frente al departamento de Estado para pedir más presión sobre Pekín.

Vea: La OTAN asegura que Putin intenta “usar el invierno como arma de guerra” en Ucrania

Refiriéndose a las protestas en China, Hudayar dijo a la AFP que estaba “bastante sorprendido de que pudieran salir a las calles y manifestarse, y al menos expresar su ira”.

“Como uigures, no podemos hacer eso”, dijo. “Esperamos que la comunidad internacional apoye a estos manifestantes para exigir que el gobierno chino rinda cuentas”, agregó.