09/08/2022
09:30 PM

Más noticias

Amenazan de muerte a reconocido periodista mexicano

Tras el asesinato de una reportera el pasado lunes, el periodista Álvaro Delgado Gómez, denunció haber recibido amenazas de muerte.

Ciudad de México.

El reconocido periodista mexicano Álvaro Delgado Gómez, de la revista Proceso, especializada en narcotráfico, denunció ayer haber recibido varias amenazas de muerte en su cuenta de Twitter, en los que le advierten de que ya está “sentenciado” o que “te estamos vigilando”.

La mayoría de las amenazas fueron publicadas después de que Delgado subiera a esa red un tuit en el que criticaba la falta de un pronunciamiento del presidente Enrique Peña Nieto ante el asesinato de la periodista Anabel Flores, la número 17 en la administración del gobernador de Veracruz Javier Duarte.

“Son de una violencia verbal inaudita que yo no conocía, por lo menos desde 2003”, manifestó el periodista a la cadena hispana Univision.

Los tuits contienen un lenguaje violento y van acompañado de fotografías de personajes exhibiendo armas de fuego. Según el periodista, proceden de diferentes cuentas.

Foto: La Prensa

Algunas de las amenazas que recibió el periodista mexicano en su cuenta de Twitter.
En tanto, Amnistía Internacional (AI) pidió hoy al Gobierno mexicano que garantice protección a los periodistas tras el asesinato en ese país de Flores Salazar, que fue secuestrada el lunes de su casa en Veracruz.

La organización de defensa de los derechos humanos instó también a las autoridades a investigar exhaustivamente el 'brutal asesinato' de la joven de 32 años, que pone de manifiesto 'la horrorosa realidad' que afrontan los informadores en México, según un comunicado.




'Aquellos que no están dispuestos a detenerse ante nada para silenciar a los periodistas deben pagar por sus delitos', ha declarado la directora de Amnistía para las Américas, Erica Guevara-Rosas.

México debe ofrecer protección especialmente a los periodistas de sucesos, y afirma que 'no proteger a quienes exponen la triste realidad de los abusos en México equivale a intentar esconder debajo de la alfombra estos abusos', dijo Guevara-Rosas.