24/05/2024
09:42 AM

Alistan homenajes en memoria de Gabriel García Márquez

  • 19 abril 2014 /

El mundo aplaude la obra de Gabriel García Márquez y su familia se refugia en la intimidad.

Ciudad de México, México.

Mientras la familia del fallecido escritor colombiano Gabriel García Márquez seguía este sábado refugiada en la intimidad y sin revelar donde descansarán sus cenizas, continúa la preparación de los homenajes en memoria del fallecido premio Nobel colombiano.

Vea especial multimedia: Muere Gabriel García

El primer homenaje nacional será el lunes en México con la presencia también del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y de su homólogo y anfitrión, Enrique Peña Nieto.

En la ceremonia, que tendrá lugar en el emblemático Palacio de Bellas Artes capitalino -escenario de las grandes despedidas a los íconos culturales mexicanos-, estarán presentes las cenizas de García Márquez y ambos mandatarios formarán una guardia de honor y ofrecerán unas palabras, según explicó el embajador Ortiz.

Ese mismo lunes, en Aracataca, la localidad del Caribe colombiano en la que nació el célebre escritor en 1927, se organizará un sepelio simbólico que saldrá de la Casa Museo Gabriel García Márquez, pasará por la estación del ferrocarril y llegará a la Iglesia de San José de este municipio.

El gobierno colombiano también anunció que Santos encabezará el martes una ceremonia de homenaje al gran orgullo literario del país en la Catedral Primada de Bogotá.

Junto a la ministra de Cultura, Mariana Garcés, Santo realizará el homenaje a las 12.00 hora local (11:00 am hora de Honduras) que tendrá la participación de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia interpretará el 'Requiem' Mozart.

Por la masiva afluencia que las autoridades esperan, la ceremonia será retransmitida por los canales oficiales y se instalarán pantallas en la céntrica Plaza de Bolívar, donde están ubicados la catedral, el Congreso colombiano, la Alcaldía de Bogotá y el Palacio de Justicia.

Para el miércoles 23 de abril, Día Internacional del Libro, se ha convocado una jornada masiva de lectura en voz alta de la novela 'El coronel no tiene quien le escriba' en todas las bibliotecas públicas, plazas y parques del país a partir de las 10.00 hora local (15.00 GMT).

Además, García Márquez será el principal protagonista de la 27 edición de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo) que se celebrará en la capital colombiana del 29 de abril al 12 de mayo.

El Ministerio de Cultura dedicará una de sus casetas al Nobel, con una muestra con más de cien obras que hicieron parte de las principales lecturas de García Márquez en diferentes etapas de su vida, junto a una selección de su legado literario.

En el marco de Filbo, el Ministerio de Cultura y el Instituto Cervantes darán a conocer las bases del I Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez, que contó con el aval del Nobel.

En silencio

Con los gobiernos de Colombia y México ocupados en la preparación de fastos homenajes a esta figura universal, su familia sigue recibiendo a cuentagotas a las íntimas amistades en su casa de la capital mexicana, donde García Márquez falleció el jueves a los 87 años después de padecer una neumonía.

Uno de ellos fue el expresidente mexicano Carlos Salinas de Gortari (1994-2000), quien a la salida se refirió a la conocida atracción por el poder de García Márquez y precisó que, en realidad, era más bien a la inversa.

'No es que se acercara al poder, es que el poder se acercaba a él', afirmó a periodistas el exmandatario, quien puso como ejemplo cuando él mismo pidió la colaboración del novelista un domingo de agosto de 1994.

Ese día el entonces presidente estadounidense Bill Clinton (1994-2000) le había pedido información a Salinas de Gortari sobre lo que sucedía en Cuba durante la llamada 'crisis de los balseros', cuando unos 37.000 cubanos se lanzaron al mar en precarias balsas para poner pie en Estados Unidos.

'Mi primera reacción fue (pensar): 'si voy a tratar de saber qué pasa en Cuba, el mejor conducto era García Márquez', explicó Salinas de Gortari (del oficialista PRI).

Después de llamarle, el escritor fue rápidamente a la residencia presidencial mexicana y 'esa circunstancia permitió un diálogo entre el presidente Clinton y el presidente Castro. Los presidentes de Estados Unidos y Cuba. De ese tamaño era la dimensión de García Márquez', subrayó.

'Pero así como él decía que no quería que le dijeran cómo escribir un libro, él tampoco decía cómo se debía gobernar un país', puntualizó.

Al Nobel de Literatura, su relación con muchas figuras políticas le granjeó simpatías pero también críticas de algunos intelectuales, especialmente por su amistad con Fidel Castro y su defensa de la revolución cubana.

Sobre si el destino final de las cenizas de García Márquez será su natal Colombia o México, donde residió las últimas tres décadas, Salinas de Gortari señaló que 'es una decisión de la familia que todos tendremos que respetar y que ellos dirán'.

El embajador colombiano en México, José Gabriel Ortiz, informó el viernes de que el cuerpo de García Márquez ya fue incinerado y apuntó la posibilidad de que las cenizas sean repartidas entre Colombia y México.

A diferencia de Salinas de Gortari, otras personas que han ido acudiendo a la vivienda del sureño y exclusivo barrio El Pedregal no pasaron de la puerta y tuvieron que darse la vuelta sin poder expresar su pésame a la viuda, Mercedes Barcha.

Líderes mundiales, desde el estadounidense Barack Obama hasta el ruso Vladimir Putin, además de los mandatarios latinoamericanos, han lamentado la muerte del genio del realismo mágico.

El más querido

Nubia Macías, exdirectora de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), recuerda que no eran solo sus clásicos como 'Cien años de soledad' los que hicieron de García Márquez el escritor más adorado por los lectores de la feria.

'Él era muy cariñoso con sus lectores, les mandaba besos, les aplaudía, se ponía las manos en el corazón. El cariño del público respondía también a las manifestaciones que 'Gabo' tenía con ellos. Era un cariño correspondido, de ida y vuelta', explica a la AFP Macías, quien dirigió la feria más importante en lengua española durante una década.

'Gabo tenía e inspiraba algo entrañable que hacía que a la mayoría de la gente le provocara esa reacción de orgullo y de ganas de manifestarle su cariño', señala Macías, directora general de la editorial Planeta Mexicana desde que en 2013 dejó la FIL.