29/11/2022
12:01 AM

Más noticias

Alerta en México, se fugan miembros de secta judía

Autoridades informaron que el grupo destrozó el albergue donde permanecían

Chiapas, México

Veinte miembros de la secta judía Lev Tahor se escaparon de un albergue en el sur de México donde permanecían retenidos tras una redada contra integrantes de ese grupo señalados de tráfico de drogas y violación, informó este viernes un funcionario regional.

“Se escaparon del albergue del DIF Nacional. Destrozaron el albergue”, dijo a la AFP la fuente de esa institución, que pidió no ser identificada por no estar autorizada para hablar del caso.

Los hechos ocurrieron la madrugada del jueves en Huixtla (estado de Chiapas, sur), ubicada a unos 190 km de la frontera con Guatemala, según el funcionario.

Imágenes de televisión muestran a integrantes del grupo, incluidos varios menores, con túnicas blancas y grises, forcejeando con dos guardias, uno de los cuales cae al piso, para luego salir caminando con rumbo desconocido en medio de una algarabía.

Algunos subieron a un vehículo blanco.

“Les pegaron a los custodios con piedras. Ya no tiene ni un vidrio el albergue”, añadió la fuente de la dirección en Chiapas del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Los 20 integrantes de la secta habían sido llevados a ese alojamiento el pasado viernes, luego de un allanamiento de autoridades mexicanas a un domicilio en Tapachula que terminó con el arresto de otras seis personas.

Lev Tahor fue formada en los años 1980 y sus miembros practican una versión ultraortodoxa del judaísmo, en la cual las mujeres visten túnicas negras de la cabeza a los pies.

Entre los miembros de la secta detenidos había israelíes, canadienses, estadounidenses y guatemaltecos, incluyendo dos sospechosos de delitos sexuales y tráfico de personas que podrían enfrentar hasta 20 años de prisión, según el comunicado.

Cinco personas detenidas podrían ser expulsadas de México, mientras el resto del grupo fue trasladado a un sitio a cargo de las autoridades mexicanas de bienestar social, agregó.

Dos personas buscadas por la policía no se encontraban en el momento del allanamiento y se cree que abandonaron el sitio días antes, señaló el ministerio.

“Un equipo privado israelí” acompañó a la policía, mientras que el cónsul israelí “estaba en las cercanías” para asegurar que los miembros de la secta eran tratados bien y que los niños no fueran separados de sus madres.

Durante el operativo, un niño de tres años fue entregado a su padre, que había huido de la secta años antes, y ambos llegaron el lunes a Israel, según el comunicado.