El narcojúnior mexicano Carrillo Leyva

Vicente Carrillo Leyva, detenido el miércoles, es parte de la nueva generación de líderes del narcotráfico e hijo del extinto jefe del cartel de Juárez.

Vicente Carrillo Leyva, detenido el miércoles, es parte de la nueva generación de líderes del narcotráfico e hijo del extinto jefe del cartel de Juárez, Amado Carrillo Fuentes, llamado “El Señor de los Cielos” por llevar droga en aviones de gran porte que él mismo piloteaba.

A la muerte en 1997 del Señor de los Cielos, en un hospital luego de ser sometido a una cirugía plástica, el liderazgo del cartel habría recaído en Vicente Carrillo Fuentes, hermano de Amado, mientras que Carrillo Leyva se convirtió en su principal lugarteniente.

Para evitar ser ubicado por las autoridades, Carrillo Leyva, nacido en julio de 1976, adoptó el nombre de Alejandro Peralta Alvarez, con el cual se presentaba como empresario en Ciudad de México.

Majestuoso enlace
La boda de Carrillo Leyva con Célica Quevedo Gastélum en noviembre de 2001 fue según la prensa una de las grandes fiestas del mundo del narcotráfico, a la que habrían asistido líderes de carteles aliados. Un elemento fundamental para la detención de Carrillo Leyva fue que su esposa mantuvo su nombre real y a través de ello las autoridades localizaron el domicilio de la pareja.

La hermana de Célica Quevedo Gastélum también había estado casada con el menor de los hermanos Carrillo Fuentes, Rodolfo, alias “El Niño de Oro”. La pareja fue asesinada en septiembre de 2004 como parte de un ajuste de cuentas del narcotráfico.

El hijo del Señor de los Cielos aparentemente llevaba la vida propia de un empresario exitoso, era afecto a viajar a Europa y Sudamérica con documentos apócrifos, utilizaba autos de lujo y gustaba de mantenerse en forma. Carrillo Leyva fue presentado este jueves a la prensa con ropa deportiva blanca, ya que su detención ocurrió precisamente cuando realizaba ejercicio en un parque cercano a su casa, en una zona residencial de la capital mexicana.

Heredero
Se lo acusa de trasiego de droga, lavado de dinero y acopio de armas y municiones, y su nombre figura, junto con el de su tío, en una lista de los más buscados difundida la semana pasada y por cuya captura se ofrecía una recompensa de dos millones de dólares. El detenido estaba prófugo de la justicia desde los 21 años, cuando el 16 de enero de 1998 un juez de la Ciudad de México ordenó su captura por presunto lavado de dinero del cartel de Juárez, según el diario Reforma. El rotativo añade que Carrillo Leyva pasó parte de su adolescencia en países sudamericanos, principalmente en Chile, y que regresó a México en 1996 para matricularse con identidad falsa en un exclusivo colegio, además de que desde entonces ha vivido en zonas residenciales de la capital mexicana.

Poderoso imperio

El cartel de Juárez es la organización que construyó y dirigió Amado Carrillo Fuentes, el Señor de los Cielos, junto a su hermano Vicente.
Su eje de operaciones y zona de control se ubicó principalmente en Ciudad Juárez, Chihuahua.

De acuerdo a información publicada en el libro “Con la muerte en el bolsillo”, de los periodistas María Idalia Gómez y Darío Fritz, en la década de los ochenta Ciudad Juárez estaba controlada por Rafael Muñoz Talavera y Rafael Aguilar Guajardo. La organización construida por el capo, señala esta publicación, logró controlar la mitad del tráfico de drogas en México y extendió sus operaciones por toda América Latina hasta la mitad del Cono Sur, Chile y Argentina.

El alias de Señor de los Cielos nació de la adquisición de una flotilla de aviones y avionetas con las que transportaba droga desde Colombia a México. De acuerdo con informes de la PGR, el lugar del capo fue ocupado por la asociación de los narcotraficantes Vicente Carrillo Fuentes, Juan José Esparragoza Moreno, Eduardo González Quirarte, Ignacio Coronel, los hermanos Beltrán Leyva y Joaquín Guzmán Loera.

A decir de la PGR, Vicente Carrillo Leyva, es uno de los herederos de esta organización criminal después de la muerte de su padre, Amado Carrillo Fuentes y su función principal era el ocultamiento de recursos financieros bajo la tutela del jefe de la misma, su tío Vicente Carrillo Fuentes, alias “El Viceroy”.

El pasado 23 de marzo, la Procuraduria General de la República de México ofreció 30 millones de pesos de recompensa por la captura de varios líderes dedicados al narcotráfico, entre ellos está Vicente Carrillo Leyva, detenido este 1 de abril, con el alias de Alejandro Peralta Álvarez.

La Prensa