China se prepara para una posible guerra con Taiwán

Pekín advirtió que "la independencia de Taiwán significa la guerra" ante las maniobras militares de Taipéi.

Los aviones de combate de China ingresaron varias veces al espacio aéreo de Taiwán provocando a las autoridades de la isla./AFP.
Los aviones de combate de China ingresaron varias veces al espacio aéreo de Taiwán provocando a las autoridades de la isla./AFP.

Pekín, China.

China sigue provocando a Taiwán y a la Comunidad Internacional al enviar nuevamente aviones de combate a realizar ejercicios militares cerca del territorio de la isla como preparativos para una inminente guerra, informaron este lunes medios locales.

Los aviones militares chinos ingresaron frecuentemente al espacio aéreo taiwanés durante los últimos 30 días, según denunciaron las autoridades de la isla. Las intrusiones de Pekín son consideradas como "preparativos para desatar una posible guerra", advirtió el medio chino Global Times.

El Ministerio de Defensa de China ya había advertido la semana pasada de que "la independencia de Taiwán significa la guerra", días después de la investidura de Joe Biden como nuevo presidente de Estados Unidos.

"Les decimos seriamente a las fuerzas independentistas de Taiwán: quienes juegan con fuego se acaban quemando y la independencia de Taiwán significa la guerra", dijo el portavoz ministerial Wu Qian en una rueda de prensa celebrada el jueves en Pekín.

En este sentido, Wu indicó que el Ejército chino está llevando a cabo maniobras militares en el estrecho como parte de una respuesta "a la interferencia de fuerzas externas y a las provocaciones de las fuerzas independentistas de Taiwán".

Vea: Así es el poderoso Ejército de China que se prepara para la guerra

"El Ejército de Liberación Popular -agregó Wu- tomará todas las medidas necesarias para aplastar cualquier intento de independencia de Taiwán y defenderá firmemente la soberanía e integridad territorial de China", que considera a Taiwán (gobernada de manera autónoma desde 1949) una parte de su territorio que ha de volver a su soberanía.

El la misma línea, el portavoz del Ministerio de Defensa aseguró que "contener a China es una misión imposible".

En los últimos años, la administración del anterior presidente estadounidense, Donald Trump, llevó a cabo una serie de intercambios políticos y ventas de armamento a Taipéi contra los que Pekín protestó amargamente, un capítulo más del enfrentamiento que mantienen ambas potencias.

La Prensa