Pastor predice que Trump ganará elecciones de EEUU y desatará el fin del mundo

El reconocido evangelista Pat Robertson afirma que Dios le reveló que Trump ganará la reelección.

El pastor Robertson intercede por el voto evangélico para Trump.
El pastor Robertson intercede por el voto evangélico para Trump.

Washington, Estados Unidos.

El reconocido evangelista estadounidense, Pat Robertson, afirmó este martes que Dios le reveló que Donald Trump ganará las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre, a la vez que le advirtió que el segundo mandato del magnate marcará el inicio del fin del mundo.

Robertson, de 90 años, no ha ocultado su apoyo a Trump desde la campaña de 2016, y en un video divulgado en su cuenta de Twitter afirmó que esta madrugada recibió un mensaje de Dios en el que se le mostró que el magnate será reelecto.



El televangelista de la cadena cristiana Christian Broadcasting Network (CBN), agregó sin embargo, que con la victoria de Trump vendrá una guerra y seguidamente las señales del Apocalipsis.

'Se avecina una guerra'

"Nunca habíamos visto algo así antes, pero quiero relacionarles de nuevo. Va a haber una guerra, dijo Robertson. Ezequiel 38 nos dice que luego de un tiempo de paz vendrá el fin, pero nadie sabe el día ni la hora en que el Señor va a regresar. Él dijo que los ángeles no lo saben y solo el Padre, así que no estoy seguro de que esta sea la segunda venida", dijo el pastor en un video que se viralizó en redes sociales.

"Lo que sigue son las elecciones... Y el Señor me dijo que el presidente va a ser reelegido", reiteró.

Vea: Melania Trump cancela evento de campaña por problemas de salud

"Estoy diciendo por todos los medios sal y vota, vota por quien quieras votar, pero deja que se escuche tu voz. Eso sí, esto va llevar a disturbios civiles, y luego a una guerra contra Israel y demás… Creo que es hora de orar", agregó.

Robertson ha estado prediciendo el Apocalipsis desde 1976 cuando pronosticó que el mundo terminaría en octubre de 1982, luego aplazó su 'profecía' para 2007.



La Prensa