Catorce arrestados en un club nocturno por violar la cuarentena en Bolivia

El suceso se produjo en Santa Cruz, la ciudad más poblada y golpeada por la enfermedad.

Bolivia aplica desde mediados de marzo una cuarentena que ha ido variando por etapas, pero en la que todavía se mantienen restricciones como el cierre de fronteras y los horarios tope de trabajo con excepción de algunas actividades consideradas fundamentales.
Bolivia aplica desde mediados de marzo una cuarentena que ha ido variando por etapas, pero en la que todavía se mantienen restricciones como el cierre de fronteras y los horarios tope de trabajo con excepción de algunas actividades consideradas fundamentales. /

La Paz, Bolivia.

La Policía Boliviana detuvo a unas catorce personas reunidas en un club nocturno cuando en el país rigen las prohibiciones ante la pandemia de la COVID-19, por lo que ahora los arrestados deberán comparecer ante un juez.

El suceso se produjo en Santa Cruz, la ciudad más poblada y golpeada por la enfermedad en el país, tras considerarse que los infractores estaban "exponiendo su salud y la de su familia", indica un comunicado de este jueves del Ministerio de Gobierno (Interior).

La catorce personas deberán ahora someterse "a una prueba rápida para ver si están contagiados con COVID-19" y posteriormente presentarse "a una audiencia de medidas cautelares" ante un tribunal, señala la nota.

Este caso también implicará una investigación hacia los dueños del negocio, que "deberán enfrentar sanciones administrativas o penales", menciona el Ministerio.

LEA: China dará a Latinoamérica mil millones de dólares en créditos para vacunas

Este tipo de actos, como el consumo de alcohol y el funcionamiento de sitios de diversión, están todavía prohibidos por las normas nacionales y departamentales a causa de que Bolivia afronta una de las etapas más altas de contagios por el nuevo coronavirus.

La semana pasada se produjo un hecho similar con la detención de 53 jóvenes en Santa Cruz que participaron en una fiesta y que incurrieron en la misma falta de romper la prohibición de ese tipo de actos sociales.

En ese caso tres de los concurrentes a la fiesta dieron positivo a la COVID-19, mientras que la Justicia dispuso que la mayoría de ellos cumpla detención domiciliaria por atentados contra la salud pública.

Bolivia aplica desde mediados de marzo una cuarentena que ha ido variando por etapas, pero en la que todavía se mantienen restricciones como el cierre de fronteras y los horarios tope de trabajo con excepción de algunas actividades consideradas fundamentales.

Las autoridades de sanidad han estimado que la etapa máxima de contagios se producirá entre fines de agosto y principios de septiembre.

Hasta el momento se han reportado 2,328 fallecidos por la enfermedad, mientras los contagios son 64.135 a nivel nacional, según datos oficiales.

La Prensa