Crecen sospechas de sobreprecios en compras de insumos para coronavirus en Bolivia

El país andino se suma a la lista de países con escándalos de corrupción relacionados con la pandemia

Críticos del actual gobierno boliviano dicen que este no ha dado una respuesta apropiada a la emergencia por la pandemia de COVID-19.
Críticos del actual gobierno boliviano dicen que este no ha dado una respuesta apropiada a la emergencia por la pandemia de COVID-19. / Foto: Twitter

La Paz, Bolivia

Las sospechas de compras con sobreprecio de insumos y equipos para pacientes con covid-19 se multiplican en Bolivia al cabo de más de cien días de emergencia sanitaria.

Un último caso es una frustrada compra en China de 10 respiradores a precios supuestamente sobrevalorados por parte del Ministerio de Energía y Electricidad.

El caso se suma al escándalo de una cuestionada adquisición millonaria de ventiladores en España, con un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo, que le costó el puesto al ministro de Salud en mayo.

Si bien la corrupción en Bolivia no es algo nuevo, sino que "comenzó en la década de los 50" al llegar al poder el reformista Movimiento Nacionalista Revolucionario, aumentó "en los 14 años de Evo Morales" (2006-2014), quien autorizó las compras del Estado "sin licitación, por invitación directa", dijo a la AFP el académico Carlos Börth.

"Son medidas que favorecieron la corrupción", añadió Börth.

Con la irrupción de la pandemia en el país andino en marzo, la presidenta transitoria Jeanine Áñez también dictó un decreto para la compra directa, sin licitación pública.

- "Eliminar el escándalo" -

Nadie ha explicado por qué el Ministerio de Energía y Electricidad debía adquirir ventiladores que se usan en hospitales para tratar a pacientes con covid-19 y otros problemas respiratorios.

El titular de Energía, Rodrigo Guzmán, afirmó simplemente que "el 19 de mayo, la orden de compra se cae a solicitud de la empresa" vendedora y "los 400.000 dólares que estaban destinados para esa compra están totalmente intactos".

Sin embargo, el empresario y piloto José Bolívar, dueño de la firma Chaix Air, contratada para el frustrado traslado del material desde China, afirmó que fue el ministerio boliviano el que canceló la compra para "eliminar el posible escándalo".

"El Ministerio de Energía se preocupa por la compra con supuesto sobreprecio de los productos de bioseguridad y ordena cancelar la autorización de llegada del vuelo de manera abrupta", declaró al portal Brújula Digital.

"Después del escándalo de los 170 respiradores españoles, todas las compras estatales quedaron bajo observación", añadió Bolívar sobre la cuestionada adquisición que le costó el puesto al entonces ministro de Salud, Marcelo Navajas, quien ahora está con detención domiciliaria.

- "No pone orden" -

El diputado de derecha Érik Morón afirmó que "la presidenta Jeanine Áñez no está poniendo orden en su casa".

"Los ministros están realizando procesos de compra que no les competen y eso lo están haciendo amparados en un decreto supremo que firmó la presidenta", dijo a radio Éxito.

Por su lado, la analista y académica Jimena Costa sostuvo que "el asalto al Estado Botín es la constante" en el actual gobierno de derecha.

"Son masistas verdes", escribió en las redes sociales, aludiendo a que el partido de Áñez (cuyo emblema es verde) opera igual que el MAS, el Movimiento al Socialismo de Morales.

ASJ: Invest-H compró hospitales sobrevalorados en $2 millones cada uno.

Además, la diputada de derecha Claudia Mallón denunció "presuntas irregularidades" en la compra de cinco respiradores para la Caja Nacional de Salud en Santa Cruz (este).

Santa Cruz, la región más rica de Bolivia, es la más afectada por la pandemia, que hasta el jueves ha dejado en el país 24.487 casos y 876 fallecidos.

"Hay voces que nos dicen que el gerente general y de servicios (de la Caja de Salud) tienen vínculos con altas autoridades de este gobierno", declaró Mallón en rueda de prensa.

Hay varias investigaciones en curso por casos de corrupción nuevos y viejos, pero avanzan lentamente, lo que ha originado críticas a la fiscalía.

"Cuando se afectan intereses en hechos de corrupción surgen ataques que pretenden simplemente denostar o frenar el trabajo del Ministerio Público", sostuvo el fiscal general, Juan Lanchipa, tras ser criticado por el ministro de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, por la falta de progreso en las investigaciones de los supuestos delitos cometidos por Morales.

La Prensa