Latino arrestado en Miami dice que le pagaron para hacer protestas violentas

Marco López admitió haber averiado dos vehículos de la Policía de Miami.

Las protestas de la última semana en varias ciudades de Florida han sido pacíficas, pero al atardecer el sábado pasado hubo destrucción de vehículos policiales, saqueos de tiendas y vandalismo. Foto: AFP
Las protestas de la última semana en varias ciudades de Florida han sido pacíficas, pero al atardecer el sábado pasado hubo destrucción de vehículos policiales, saqueos de tiendas y vandalismo. Foto: AFP

Miami.

Un hispano arrestado por dañar vehículos de la Policía de Miami el pasado 30 de mayo en las protestas contra la brutalidad policíaca y la discriminación de afroamericanos aseguró que fue contratado por un grupo que paga a manifestantes para volver violentas esta movilizaciones, según las autoridades.

Marco López, de 21 años, fue arrestado después de que la Policía lo identificara en fotos y videos de protestas publicadas en internet y las compararan con la de su perfil de las redes sociales, recogió el canal Local 10.

Las protestas de la última semana en varias ciudades de Florida han sido pacíficas, pero al atardecer el sábado pasado hubo destrucción de vehículos policiales, saqueos de tiendas y vandalismo en las manifestaciones que se realizaron en el centro de Miami.



López, quien admitió haber averiado dos vehículos de la Policía, señaló, según las autoridades, que "solo caminar" no va a resolver nada.

El hispano afirmó pertenecer a un grupo llamado los "Esclavos del sur", que "recluta a las personas para protestar violentamente contra el Gobierno", según las autoridades.

Entre tanto, varias protestas y vigilias se llevan a cabo pacíficamente durante la tarde del domingo en el sureste de Florida como parte del movimiento nacionales que sacude a Estados Unidos tras la muerte el pasado 25 de mayo del afroamericano George Floyd a manos de cuatro policías blancos en Mineápolis (Minesota).

Las ciudades de Homestead, Miami Shore y Miami, en Miami-Dade, Wilton Manors y Hollywood, en Broward, y Deerfield Beach (Palm Beach) realizan movilizaciones este domingo.



A la protesta de Miami, llamada la "Caravana de la compasión", en honor a Floyd y otras víctimas de las brutalidad policíaca, acudieron el alcalde de la ciudad, Francis Suárez, y varios líderes religiosos.

El alcalde colocó flores en el lugar en el que cinco policías blancos golpearon y mataron en 1979 a Arthur McDuffie, un afroamericano desarmado, hecho que desencadeno los graves disturbios de 1980 en Miami.

El condado de Miami-Dade mantiene un toque de queda entre las 9 de la noche y las 6 de la mañana mientras persistan las manifestaciones.

La Prensa