Siete estados de EEUU reabren pese a que ritmo de muertes puede duplicarse

Florida, Virginia, Kansas, Misuri y Carolina del Sur se encuentran entre los estados que iniciaron el desconfinamiento en EEUU.

Varias playas de Florida lucieron abarrotadas de personas tras la reapertura en ese estado./AFP.
Varias playas de Florida lucieron abarrotadas de personas tras la reapertura en ese estado./AFP. /

Washington, Estados Unidos.

Siete estados de EEUU y Puerto Rico comenzaron este lunes a reabrir su economía, mientras que en privado la Casa Blanca estima que el ritmo de muertes podría duplicarse hasta llegar a 3.000 al día, de acuerdo a información de medios locales que el Gobierno niega.

Siete estados (Florida, Indiana, Kansas, Misuri, Nebraska, Carolina del Sur y Virginia Occidental) y Puerto Rico, un territorio libre asociado de EEUU con limitada autonomía, comenzaron a subir las persianas de algunos restaurantes, gimnasios y salones de belleza.

Sin embargo, la reactivación está siendo gradual y cada estado está dictando sus propias reglas sobre qué negocios reabrir, en qué condiciones, y cuáles mantener cerrados.

Por ejemplo, este lunes, la mayor parte de los restaurantes y tiendas de Florida pudieron colgar el cartel de "abierto", pero solo sirvieron clientes hasta llegar al 25 % de su capacidad.



El plan de reapertura en Florida no se aplica a los dos condados del área metropolitana de Miami (Miami-Dade y Broward) ni a Palm Beach, que seguirán en cuarentena porque han sido los más golpeados por el virus, que en todo el estado ha dejado más de 35.000 contagios y más de 1.300 muertes.

En Florida siguen cerrados los gimnasios y los salones de belleza, aunque ya han abierto en otros estados como Misuri y Carolina del Sur.

CALIFORNIA ANUNCIA LA REAPERTURA PARA ESTA SEMANA

En total, 24 de los 50 estados de EEUU ya han reabierto parte de su economía, mientras que los estados más golpeados por la pandemia, como Nueva York, el vecino Nueva Jersey y Michigan permanecen cerrados, aunque planean comenzar una reapertura por fases en las próximas semanas.

Por su parte, el gobernador de California, el demócrata Gavin Newsom, anunció que este viernes comenzarán a abrir sus puertas tiendas minoristas como librerías, floristerías, jugueterías y puntos de venta de artículos deportivos, entre otros; aunque los restaurantes todavía no han recibido autorización.

"Vamos a entrar en la próxima fase esta semana. Esta es una señal muy positiva y ha pasado solo por una razón: los datos dicen que puede suceder", manifestó Newsom en una rueda de prensa.

California fue uno de los primeros estados golpeados por el virus, pero en las últimas semanas ha logrado rebajar el número de contagios, que en total ha llegado a 52.000.

MÁS DE 3,000 FALLECIDOS POR DÍA

Mientras se aceleran los preparativos para reabrir la economía, el Gobierno ha elevado sus predicciones sobre la mortalidad del virus, de acuerdo a los diarios The New York Times y The Washington Post, que accedieron este lunes a un documento interno de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por siglas en inglés).

Según ese documento, el Ejecutivo estima que el virus podría dejar 3.000 fallecidos cada día hasta el 1 de junio, casi el doble en comparación a la media de 1.750 que se registra actualmente.

Además, los contagios podrían llegar a 200.000 diarios para finales de mes, unos 25,000 casos más que los que se contabilizan actualmente.

En respuesta, un portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, no llegó a negar que esas estimaciones sean ciertas, pero explicó que el documento al que accedieron los diarios no es definitivo, no ha sido respaldado por las diferentes ramas del Gobierno y tampoco ha sido examinado por el grupo de expertos creado para hacer frente a la pandemia.

Por ello, Deere defendió que los datos "no son representativos" y contradicen el "enfoque científico" del presidente de EEUU, Donald Trump.

Vea: China ocultó gravedad de pandemia para acaparar suministros médicos, según informe

"Las normas que ha presentado el presidente para reabrir EEUU están basadas en un enfoque científico que ha sido acordado por los principales expertos en salud y enfermedades infecciosas del gobierno federal. La salud del pueblo estadounidense sigue siendo la principal prioridad del presidente Trump", subrayó Deere.

El domingo, en una entrevista con la cadena Fox, el mandatario ya elevó su predicción del número de muertes y dijo que el virus podría costar la vida a entre 75.000 y 100.000 personas en EEUU.EFE.

La Prensa