Más de 40,000 muertos y 800,000 infectados en el mundo por coronavirus

Desde el comienzo de la epidemia se contabilizaron más de 791,000 casos de contagio en 185 países o territorios.

Trabajadores municipales con traje protector llevan el ataúd de una víctima del nuevo coronavirus en Macedonia. Foto: AFP

Madrid, España.

El balance de la pandemia de coronavirus superó el martes los 40,000 muertos y 800,000 contagiados, en una escalada que ha dejado a gran parte de la humanidad, casi la mitad de ella confinada, temerosa por su vida y por el riesgo de una recesión sin precedentes.

La enfermedad COVID-19, provocó más de 40,000 decesos, tres cuartas parte en Europa, una estadística negra que lideran Italia, con 11,000 fallecidos, España con 8,200 y Francia con más de 3,000, cifra similar a la de Estados Unidos y umbral al que se acerca Irán.

Lea más: Muere una niña de 12 años por coronavirus, la víctima más joven en Europa

La cifra de muertos volvió a crecer en España el martes con 849 decesos, pese a que ha instaurado uno de los confinamientos más estrictos de Europa, paralizando todas las actividades económicas no esenciales y prohibiendo hasta los funerales, como ya había hecho Italia.

En términos porcentuales, el crecimiento de la mortalidad mantiene sin embargo su paulatina desaceleración pasando del +12,4 al +11,6% diario, pero el volumen de contagios repunta por primera vez en seis días del +8,1 al +10,8%.

Muertos en España por coronavirus

"La tendencia general se mantiene", dijo la doctora María José Sierra, del centro de emergencias sanitarias. Los pacientes recuperados también aumentan de 16,780 a 19,259, según las cifras del ministerio de Sanidad.

- Hospitales saturados -

Los hospitales españoles, sobre todo en Madrid y Cataluña (noreste), están desbordados. "Empieza a escasear medicación", por ejemplo para sedar, explica a la AFP Nuria Martínez, doctora de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Puerta de Hierro de Madrid.

Lea más: España registra 849 nuevas muertes por coronavirus, su cifra diaria más alta

"Estamos empezando a restringir el acceso" a la UCI. "A los mayores de 80 años no los ingresamos en la UCI", lamentó.

La misma desaceleración porcentual se observa en Italia, que registra casi 102,000 casos, en medio de graves dificultades por la saturación de sus hospitales.

El país espera alcanzar el pico de la pandemia en siete o 10 días según sus autoridades de salud, y el confinamiento de sus 60 millones de habitantes ha sido prolongado al menos hasta el 12 de abril.


Personal médico en Italia utiliza un traje especial para evitar el contagio de coronavirus. Foto: AFP


"Las medidas están dando resultados", reconoció Silvio Brusaferro, director del Instituto Superior de Salud (ISS) de Italia, donde este martes se guardó un minuto de silencio en memoria de sus víctimas.

Según un estudio del Imperial College de Londres, las medidas de confinamiento aplicadas en 11 países europeos podrían haber salvado 59.000 vidas hasta e 31 de marzo.

En Estados Unidos --donde hay 163.000 contagiados-- un navío hospital de 1.000 camas llegó a Nueva York, foco de la epidemia en el país, para dar un respiro a los congestionados hospitales de la ciudad, mientras se instalan centros provisorios de atención médica en un centro de convenciones y en el Central Park.

- Quien vive y quien muere -

La falta de camas de reanimación y equipos para el exhausto personal sanitario es grave en todo el mundo, incluso en los países más industrializados.

"Si hay una gran afluencia y solo tienes un número limitado de respiradores, no puedes ventilar a todos. Y a partir de ahí tienes que elegir", se lamenta Shamit Patel, médico de 46 años de Nueva York y que como sus colegas de España, Italia y otros países podría tener que verse obligado a decidir quien vive y quien muere .

Lea más: Muertes por coronavirus en Wuhan superarían las 42,000, según medios chinos

Frente a la pandemia, la ONU e incluso el Papa Francisco piden cooperación, treguas y solidaridad. Este martes, Europa anunció que entregó material médico a Irán, con casi 3.000 muertos por coronavirus, usando un mecanismo de trueque que elude las sanciones de Estados Unidos.

Más de 3,600 millones de personas, es decir un 46,5% de la población del planeta, están confinadas, por obligación o por decisión propia, según un recuento de AFP.

La mayoría debe cumplir un régimen de confinamiento obligatorio, como en España, India, Reino Unido, Francia, Italia o muchos Estados de Estados Unidos. Los demás están sometidos a toques de queda, viven en ciudades en cuarentena o son llamados a confinarse, pero sin medidas coercitivas.

Lea más: El Reino Unido registra récord de 381 muertos por coronavirus en 24 horas

No obstante, el confinamiento es difícil de cumplir en numerosos países, en especial en África y América Latina, donde millones de personas viven gracias a una economía sumergida y habitan en lugares superpoblados, a veces con escasas condiciones de higiene.

En América Latina, donde se han registrado 348 muertes y casi 15.000 infectados, varios países anunciaron el prolongamiento de las medidas, en un intento de evitar que colapsen sus sistemas sanitarios.

Mexico, donde hay mas de un millar de contagios y 28 decesos, declaró la emergencia sanitaria, mientras Panamá endureció el confinamiento.

- Recesión económica -

En este contexto, el panorama económico es sombrío. Los ministros de Finanzas y titulares de los bancos centrales de los países del G20 debían celebrar este martes una segunda ronda de conversaciones virtuales, tras prometer la semana pasada un "frente unido" en la lucha contra la pandemia, y una inyección de cinco billones de dólares en la economía global para evitar los pronósticos de una profunda recesión.

La crisis causó divisiones dentro de la Unión Europea, con los países enfrentados por las medidas que habría que adoptar.

Nueve países, incluyendo a España, Francia e Italia, defienden crear un instrumento de deuda común emitida por una institución europea llamado "coronabonos", una idea que se topó con el firme rechazo de Alemania y Holanda, pues para esos países la mutualización de la deuda entre los 19 miembros de la Eurozona es una línea roja.

Por su parte, el Banco Mundial presentó un duro porvenir para China: mientras en enero pronosticaba un crecimiento de 5,9% para este año, ahora los sitúa en 0,1%.

La brusca desaceleración económica en el gigante asiático influiría en la región y podría arrastrar a 11 millones de personas a la pobreza en Asia, advirtió el Banco Mundial.

La Prensa