Retiran silla en la que se sentó el "usurpador" Bukele en el Congreso

Bukele pidió subastar la silla en la que se sentó durante su ingreso al Congreso y que fue retirada por los diputados.

Bukele ingresó al Congreso el pasado domingo y ocupó el lugar del presidente del legislativo, Mario Ponce./EFE.
Bukele ingresó al Congreso el pasado domingo y ocupó el lugar del presidente del legislativo, Mario Ponce./EFE.

San Salvador.

En un gesto de rechazo al presidente Nayib Bukele, el presidente del Congreso de El Salvador, Mario Ponce, ordenó retirar la silla en la que se sentó el mandatario el pasado domingo cuando ingresó al edificio de la Asamblea Legislativa escoltado por militares armados con fusiles de asalto.

Ponce, cuyo lugar fue ocupado por Bukele durante una reunión extraordinaria convocada por el Consejo de Ministros, ordenó apartar la silla y el gong que fueron usados por el presidente salvadoreño.



Los diputados opositores del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y la ultraderechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), colocaron un rótulo de "silla usurpada" al asiento.

Bukele reaccionó en redes sociales pidiendo a los diputados "subastar la silla para beneficencia, yo doy $1,000", escribió en su cuenta de Twitter.

La confrontación entre el presidente y el Legislativo surgió cuando Bukele -apoyado en una resolución del consejo de ministros- llamó a la Asamblea a sesionar de manera extraordinaria el fin de semana para aprobar un préstamo.

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema ordenó a Bukele que cese de convocar a sesionar al Congreso y le prohibió "hacer uso de la Fuerza Armada en actividades contrarias a los fines constitucionalmente establecidos".



En una primera reacción ante lo ordenado por la sala el más alto tribunal del país, Bukele dijo en su cuenta de Twitter que "el sistema se auto protege. Y así, es como las cosas siguieron igual...".

Distintos sectores del país tras han pedido mesura y un diálogo para resolver el crisis política desatada por el enfrentamiento del jefe del Ejecutivo con el Legislativo.

El conflicto estalló por la negativa de los legisladores a aprobar un préstamo de 109 millones de dólares para la compra de equipamiento para el ejército y la Policía y que el presidente considera clave para mantener en marcha su plan para luchar contra las pandillas.

"Estamos ante una crisis política que requiere soluciones estructurales muy profundas, porque en medio de todo este entramado está la gente que está harta de la clase política", advirtió el analista Dagoberto Gutiérrez.

Vea: Congreso de El Salvador denuncia intento de "golpe" de Bukele

Tras su aparición en el Congreso, Bukele lanzó un ultimátum a los diputados, dándoles una semana para aprobar el crédito.

"Los diputados están ofendidos (por lo ocurrido el domingo). Así que castigarán al pueblo no aprobando los fondos que prometieron aprobar hoy. De nuevo mintieron. No es de extrañarse. Lo hacen siempre", escribió en Twitter Bukele.

"No podemos reaccionar al Ejecutivo teniendo una pistola en la frente", sostuvo el presidente de Congreso tras llamar al diálogo con el gobierno.

La Prensa