Coronavirus deja 490 muertos en China y crece alarma mundial

El virus asesino se propaga rápidamente en los países asiáticos pese a las medidas preventivas.

VER MÁS FOTOS

Pekín, China.

El número de muertes confirmadas por el nuevo coronavirus en China aumentó a por lo menos 490, después de que las autoridades de la provincia de Hubei anunciaran este miércoles otros 65 fallecimientos.

La Comisión provincial de Salud de Hubei (centro), foco de la nueva epidemia, también dio cuenta de un fuerte aumento del número de personas infectadas, con 3,156 nuevos casos confirmados.

El número de portadores del virus supera los 23,500 en China continental, teniendo en cuenta las cifras comunicadas anteriormente por el gobierno central.

La epidemia, que se ha convertido en una emergencia sanitaria mundial, comenzó en diciembre en un mercado de alimentos al por mayor de la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei.

Se han registrado casos en más de 20 países.

Con la excepción de un hombre chino procedente de Wuhan que murió en Filipinas y de otro paciente en Hong Kong, que había estado en Wuhan a finales de enero, todas las personas fallecidas por este nuevo coronavirus se encuentran en China continental.

Primer infectado entre repatriados europeos

Varios países han repatriado a sus ciudadanos desde China. Este martes se confirmó en Bruselas el primer caso de coronavirus en uno de estos repatriados, un europeo que formaba parte de los 250 pasajeros de un avión que viajó desde Wuhan el domingo.

Personas oriundas de unos 30 países viajaron en ese avión. "Todos los demás países" han sido avisados, dijo la ministra belga Maggie De Block. La persona que dio positivo "no tiene síntomas y se siente bien", agregó.

Japón, que repatrió a unos 500 nacionales, puso este martes en cuarentena al crucero Diamond Princess, en el puerto de Yokohama, para verificar la salud de 3.711 personas a bordo, después de que un viajero que desembarcó en Hong Kong resultó estar contaminado.



Este martes, las autoridades de Singapur anunciaron seis nuevos casos del nuevo coronavirus, cuatro de los cuales se deben a contagios 'locales', es decir dentro del territorio y no personas que fueron infectadas en China. Malasia y Tailandia también informaron de personas que han dado positivo al virus y que no han estado en China.

En total, el nuevo coronavirus se ha propagado por más de 20 países, lo que llevó a varios gobiernos a imponer restricciones de viaje.

Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Israel, Guatemala y El Salvador, entre otros, prohibieron la visita de extranjeros si estuvieron en China recientemente, y advirtieron a sus propios ciudadanos de evitar viajes a territorio chino.

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, acusó este martes a algunos países ricos de "estar muy retrasados" en compartir información sobre los casos con coronavirus, reclamando mayor solidaridad internacional para combatir la epidemia.

"De los 176 casos registrados hasta ahora fuera de China, la OMS ha recibido declaraciones completas solo del 38%. Algunos países de altos ingresos están muy atrasados en la comunicación de estos datos vitales para la OMS. No creo que se deba a una falta de capacidad", dijo en el Consejo Ejecutivo de la organización en Ginebra.

China admite deficiencias para contener epidemia

El martes se tomaron nuevas medidas de confinamiento cerca de Shanghái, la capital económica del país, señal de la preocupación de las autoridades por la propagación de esta neumonía.

En un inusual reconocimiento frente a una crisis interna, el Comité Permanente del Buró Político del Partido Comunista admitió "deficiencias y dificultades en la respuesta a la epidemia".

El gobierno aseguró el lunes que el país precisa "urgentemente" mascarillas de protección, guantes, gafas y otros productos para enfrentar la epidemia.

Vea: "Hay miedo por el coronavirus, estamos encerrados", hondureño en China

Un hospital construido en el tiempo récord de 10 días en Wuhan recibió este martes a sus primeros 50 pacientes. Otro hospital más grande (1,600 camas) está en construcción y debería abrir sus puertas en unos días.

Paralelamente, científicos de todo el mundo investigan para encontrar un tratamiento adecuado para el nuevo coronavirus y prueban la eficacia de medicamentos contra la gripe y antirretrovirales suministrados a enfermos de sida, pero advierten de que el hallazgo de un remedio eficaz podría llevar años.

La Prensa