Aumentan contagios de coronavirus pese a confinamiento decretado por China

La OMS afirmó hoy que la nueva epidemia por coronavirus todavía no constituye una pandemia.

Personal sanitario desinfecta a pacientes que regresan del hospital de Wuhan previo a su ingreso a una región en cuarentena./AFP.
Personal sanitario desinfecta a pacientes que regresan del hospital de Wuhan previo a su ingreso a una región en cuarentena./AFP.

Pekín, China.

El gobierno chino tomó este martes nuevas medidas de confinamiento que afectan a millones de personas en regiones cercanas a Shanghái, su corazón económico, con el fin de impedir el avance del nuevo coronavirus, que sigue propagándose y ha matado ya a 426 personas en el país.

La cuarentena afecta unos 12 millones de personas en la ciudad de Taizhou, en tres distritos de la localidad Hangzhou y en otros tres en Ningbo, todas ellas en la provincia de Zhejiangen, al este de China.

Una de las ciudades está a solo 175 km de la metrópoli de Shanghái, la ciudad más poblada del país y sede del gigante del comercio en internet, Alibaba.

Las autoridades de Zhejiangen ordenaron que solo una persona por hogar salga cada dos días para comprar artículos de primera necesidad. Una de las áreas ahora cerradas alberga oficinas centrales del gigante comercial Alibaba.



Hasta ahora ya había más de 56 millones de personas confinadas en la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan.

Entretanto en Hong Kong se informó este martes del fallecimiento de un hombre de 39 años que había estado en Wuhan en diciembre. Se trata del segundo deceso fuera del territorio continental chino.

Hong Kong ha tomado medidas extremas para impedir el contagio y sólo dejó abiertos dos puentes de paso terrestre con la China continental, donde ya hay infectadas 20,400 personas.

La cifra de víctimas mortales en China continental es superior a las provocadas hace casi 20 años por el SRAS, el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS). Sin embargo, el nuevo coronavirus tiene una tasa de mortalidad inferior.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que declaró la semana pasada el estado de emergencia sanitaria mundial, indicó este martes que por el momento "no se está en una situación de pandemia", un término que se aplica a una situación de propagación mundial con múltiples focos.

Primer infectado entre repatriados europeos

Varios países han enviados aviones para repatriar a sus ciudadanos desde China. Este martes se confirmó en Bruselas el primer caso de coronavirus en uno de estos repatriados, un europeo que formaba parte de los 250 pasajeros de un avión que viajó desde Wuhan el domingo.

Personas oriundas de unos 30 países viajaron en ese avión. "Todos los demás países" han sido avisados, dijo la ministra belga Maggie De Block. La persona que dio positivo "no tiene síntomas y se siente bien", agregó.

Japón, que repatrió a unos 500 de sus ciudadanos, puso este martes una cuarentena al crucero Diamond Princess, en el puerto de Yokohama, para verificar la salud de 3,711 personas a bordo, después de que un viajero que desembarcó en Hong Kong resultó estar contaminado.

Este martes, las autoridades de Singapur anunciaron seis nuevos casos del nuevo coronavirus, cuatro de los cuales se deben a contagios 'locales', es decir dentro del territorio y no personas que fueron infectadas en China. Malasia y Tailandia también informaron de personas que han dado positivo al virus y que no han estado en China.

En total, el nuevo coronavirus se ha propagado por más de 20 países, lo que llevó a varios gobiernos a imponer restricciones de viaje.

Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Israel, Guatemala y El Salvador, entre otros, prohibieron la visita de extranjeros si estuvieron en China recientemente, y advirtieron a sus propios ciudadanos de evitar viajes a territorio chino.

En un inusual reconomiento frente a una crisis interna, el Comité Permanente del Buró Político del Partido Comunista admitió "deficiencias y dificultades en la respuesta a la epidemia".

Vea: Sube a 426 el número de muertos por coronavirus en China

El gobierno aseguró el lunes que el país precisa "urgentemente" mascarillas de protección, guantes, gafas y otros productos para enfrentar la epidemia.

Un hospital construido en el tiempo récord de 10 días en Wuhan recibió este martes a sus primeros 50 pacientes. Otro hospital más grande (1,600 camas) está en construcción y debería abrir sus puertas en unos días.

Paralelamente, científicos de todo el mundo investigan para encontrar un tratamiento adecuado para el nuevo coronavirus y prueban la eficacia de medicamentos contra la gripe y antirretrovirales suministrados a enfermos de sida, pero advierten de que el hallazgo de un remedio eficaz podría llevar años.

.

La Prensa