Irán anuncia una "venganza" contra EEUU tras muerte de Soleimani

El enviado de Irán para asuntos iraquíes, el poderoso general Qasem Soleimani, y un dirigente proiraní murieron este viernes en un bombardeo estadounidense en Bagdad.

Teherán, Irán

Irán y las "naciones libres de la región" se vengarán de Estados Unidos tras la muerte del poderoso general iraní Qasem Soleimani, fallecido el viernes en un bombardeo estadounidense en Irak, prometió el presidente Hasan Rohani.

"No hay ninguna duda sobre el hecho de que la gran nación de Irán y las otras naciones libres de la región se vengarán por este horrible crimen del criminal Estados Unidos", declaró Rohani en un comunicado publicado por la página web del gobierno.

Para el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, el bombardeo supone una "escalada extremadamente peligrosa e imprudente".

También como respuesta a los ataques, Qais al Jazali, un comandante de la coalición proiraní en Irak, instó el viernes a "todos los combatientes" a "estar preparados", horas después de la muerte del poderoso general iraní.

"Que todos los combatientes resistentes estén preparados ya que lo que nos espera es una inminente conquista y una gran victoria", escribió Jazali, jefe de Asaib Ahl al Haq, una de las facciones más importantes del Hashd Al Shaabi que reúne a paramilitares proiraníes bajo la tutela del Estado iraquí, en una carta manuscrita a la que la AFP ha tenido acceso.

Según trascendió por parte del Pentágono la noche del jueves, fue el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quién ordenó "matar" al comandante de la Guardianes de la Revolución iraní,

Júbilo entre los manifestantes antigubernamentales en Bagdad tras muerte de Soleimani

Pese a los enojos desatados por los iraníes, decenas de iraquíes que protestan desde hace más de tres meses contra el gobierno y su aliado iraní cantaban y bailaban el viernes por la mañana en la plaza Tahrir de Bagdad, constató un fotógrafo de la AFP.

"Qasem Soleimani, la victoria divina llegó", gritaban estos manifestantes, en alusión al poderoso general iraní muerto en un bombardeo estadounidense en la capital iraquí. "Dios vengó la sangre de los mártires", dijo a la AFP uno de los manifestantes, tras unas protestas que se saldaron con cerca de 460 muertos y 25.000 heridos.

La Prensa