Acuerdos forzados de Donald Trump frenaron la ola migratoria

Detenciones de inmigrantes en la frontera sur de EEUU caen un 75% en seis meses.

Un grupo de centroamericanos fueron detenidos ayer en la frontera sur de EE UU tras cruzar ilegalmente desde México. AFP
Un grupo de centroamericanos fueron detenidos ayer en la frontera sur de EE UU tras cruzar ilegalmente desde México. AFP

WASHINGTON.

México se convirtió en el muro prometido por Donald Trump para frenar el ingreso de inmigrantes indocumentados a EEUU.

Así lo demuestran las últimas cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), que anunció la detención de 33,000 inmigrantes en noviembre, un 75% menos que las 132,000 detenciones registradas en mayo pasado. Entre las más de 30,000 detenciones se encuentran 9,000 familias, conforme a un reporte de la CBP.

Los arrestos en la frontera sur de EE UU comenzaron a disminuir drásticamente luego de que Trump obligara al gobierno de Andrés Manuel López Obrador a militarizar la frontera sur y norte de México, además de incrementar las detenciones de migrantes en su territorio para evitar el paso hacia Estados Unidos.

“Este es el resultado directo de la estrategia del presidente Trump para frenar el histórico flujo de migrantes centroamericanos que cruzaron ilegalmente la frontera en el último año”, afirmó por su parte el comisionado de la CBP, Mark Morgan.

Agradezco al presidente Obrador por poner más de 27,000 soldados en nuestra frontera sur.

Donald Trump, presidente de EE UU

El magnate también implementó la política del programa estadounidense “Permanezcan en México” o PPM, que permite a las autoridades migratorias devolver al país vecino a quienes llegan a la zona limítrofe común y piden asilo (sin importar de dónde provengan) para que esperen allí a que se resuelvan sus casos en Estados Unidos.

El director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE UU, Ken Cuccinelli, respondió a las críticas que ha generado este programa por parte de organizaciones defensoras de los derechos de los migrantes.

LEA: Florida es reflejo de "deficiencias" de "cárceles" migratorias en EEUU

“El viaje que emprenden hacia EE UU es de por sí muy inseguro y riesgoso. La única manera de que no se expongan a los abusos es que no realicen el viaje. Nosotros queremos asegurarnos de que se queden lo más cerca de casa posible para que cuando se sienten seguros decidan, voluntariamente, volver a su hogar”, afirmó Cuccinelli.

La estrategia ha funcionado hasta el momento, ya que la mayoría de migrantes devueltos a México optan por volver a sus países de origen para evitar esperar por meses una audiencia migratoria incierta, según medios estadounidenses. La administración de Trump también firmó acuerdos con los países del Triángulo Norte de Centroamérica, Honduras, El Salvador y Guatemala, para impedir que los peticionarios de asilo pudieran llegar a territorio estadounidense.