No descartan investigar a Nayib Bukele por lavado

La Fiscalía allanó la sociedad ALBA Petróleos y otras empresas relacionadas con esta como parte de una investigación que realiza por supuesto lavado de dinero.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele. EFE
El presidente de El Salvador, Nayib Bukele. EFE

San Salvador, El Salvador

El fiscal general de El Salvador, Raúl Melara, no descartó en declaraciones a Efe que una investigación por lavado de dinero contra la sociedad ALBA Petróleos alcance al presidente del país, Nayib Bukele.

El pasado 31 de mayo, la Fiscalía General de la República (FGR) allanó la sociedad ALBA Petróleos y otras empresas relacionadas con esta como parte de una investigación que realiza por supuesto lavado de dinero.

Una publicación del medio local Factum del pasado 11 de septiembre señala que Bukele supuestamente recibió 1,9 millones de dólares provenientes de la referida empresa en 2013, cuando era alcalde de la pequeña localidad de Nuevo Cuscatlán.

"Son investigaciones que están en proceso, por política de la institución no damos mayor información de cuál es el estado de las mismas, por la misma confidencialidad y para no ponerlas en riesgo", dijo el jefe del Ministerio Público cuando fue consultado sobre los avances en el caso.

Efe preguntó a Melara si este caso alcanza al mandatario salvadoreño y se limitó a señalar que "estas investigaciones se están desarrollando".

Bukele señaló el pasado 12 de septiembre, al ser preguntado por un periodista, que en esa época "no era mala palabra hacer negocios con ALBA Petróleos".

"Yo no hice negocios con ALBA Petróleos, yo hice negocios con una empresa que hizo negocios con ALBA Petróleos", apuntó el mandatario en una conferencia de prensa.

ALBA Petróleos de El Salvador fue formada en 2006 por la estatal Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa) y alcaldías del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ahora en la oposición.

Inversión de Pdvsa

El responsable de liderar la millonaria inversión de Pdvsa en ALBA Petróleos de El Salvador fue el político salvadoreño y exguerrillero José Luis Merino, a quien Estados Unidos pidió investigar por supuestos nexos criminales.

En julio de 2016, el ex fiscal general Douglas Meléndez (2015-2018) reveló que Merino era investigado desde 2014 por supuestamente traficar drogas y armas con la guerrilla colombiana FARC.

Por otra parte, Melara dijo desconocer si se está investigando la participación del expresidente Mauricio Funes (2009-2014) en una trama de sobornos que involucra a un abogado panameño y a una empresa española.

El periódico español El País publicó el pasado 14 de junio que Andorra investiga si la firma de un contrato entre el abogado Mauricio Cort y la constructora Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) "ocultó un esquema de pago de sobornos".

La referida empresa se adjudico, de acuerdo con El País, la construcción de infraestructura en Panamá, Nicaragua, Costa Rica y El Salvador por 434 millones de dólares.

El medio, que tuvo acceso a "informes confidenciales de los investigadores" de Andorra, señala que esta empresa estuvo involucrada en la construcción de la carretera Longitudinal del Norte de El Salvador, construida con fondos donados por Estados Unidos.

"De ese (caso) no tengo conocimiento al respecto", dijo Melara al ser consultado si la Fiscalía investiga el señalamiento y añadió que "no es que no se esté investigando, es que no tengo información ahorita al respecto".

Funes, quien se encuentra en Nicaragua, es procesado en El Salvador por supuestamente malversar más de 351 millones de dólares del presupuesto estatal, pagar sobornos, revelar un documento secreto del Gobierno de Estados Unidos y evadir impuestos.

Melara aseguró que el Ministerio Público salvadoreño procesa casos de corrupción relacionados con más de 600 millones de dólares y entre los investigados se encuentran "funcionarios de la más alta jerarquía en el país", como "expresidentes de la República, un ex fiscal general y de un grupo de poder bastante enquistado en el Gobierno". EFE