Más noticias

Notre Dame, ícono emblemático de Francia y la cultura europea

El monumento más visitado del Viejo Continente encierra en sus muros la historia de la nación gala. La catedral sobrevivió las dos Guerras Mundiales y la Revolución Francesa.

VER MÁS FOTOS
La catedral alberga el tesoro de Notre Dame, que cuenta con la corona de Jesús, entre obras de arte y reliquias monárquicas. AFP

París, Francia.

Ubicada en el corazón geográfico de París, la catedral de Notre Dame, devastada el lunes por un incendio, es uno de los edificios más emblemáticos de Francia y el monumento histórico más visitado de Europa.

Entre 12 y 14 millones de personas, es decir, una media de 35,000 por día, visitan cada año esta obra maestra de la arquitectura gótica, situada en la île de la Cité, en el centro del París medieval.

Su construcción, iniciada a mediados del siglo XII, se prolongó durante unos 200 años.

Datos de Notre Dame
1Notre Dame comenzó a construirse en el siglo XII, en pleno apogeo de la arquitectura gótica, y se terminó en el XIX.

2 Las gárgolas son uno de los elementos más reconocidos del estilo gótico de la catedral. Su función principal es evacuar el agua de los tejados.

3La catedral conserva tres reliquias de Cristo: una parte de la Cruz, un clavo y la corona de espinas, que lograron ser salvadas de las llamas.

Durante la Revolución Francesa, la catedral sufrió numerosos actos vandálicos, en los que se desarmó su aguja, se saqueó su tesoro y las grandes estatuas del pórtico resultaron destruidas.

LEA: Hondureña relata cómo fue la penúltima misa en la consumida catedral de Notre Dame

Los revolucionarios incluso organizaron un “culto de la razón” el 10 de noviembre de 1793, poco antes que el culto católico fuera prohibido en París. La catedral acabó transformada en almacén.

Devuelta al culto en 1802, se convirtió en el personaje central de una novela de Víctor Hugo publicada en 1831.

colapso470(1024x768)

Su fachada con sus dos torres gemelas, la aguja que se quemó ayer por la tarde, construida en el siglo XIX por Eugène Viollet-le-Duc, sus gárgolas, pórticos y muros guardan gran parte de la historia francesa.

Notre Dame consiguió escapar indemne a las dos Guerras Mundiales. Sus campanas sonaron para anunciar, el 25 de agosto de 1944, la liberación de París.

Mucho más recientemente, las nueve campanas gigantes de las catedral fueron reemplazadas en 2013. Su aguja estaba siendo renovada, y las autoridades estiman que fue en esas obras adonde pudo haberse iniciado el devastador incendio.

Historia. En su interior fue celebrada la victoria de la Segunda Guerra Mundial, el inicio del proceso de rehabilitación de Juana de Arco, la boda de Enrique de Navarra, futuro Enrique IV, con Marguerita de Valois y la coronación de Napoleón I.

Kr Francia catedral2 160419(800x600)
Interior. El altar principal de la catedral. AFP

Más recientemente, se llevaron a cabo entre sus muros las ceremonias fúnebres en honor de los jefes de Estado, como Raymond Poincaré y el general Charles De Gaulle, y de grandes personajes, como el poeta Paul Claudel o el Abad Pierre.

La catedral, que también es un santuario mariano con rango de basílica, sigue asegurando sus funciones como edificio religioso: se celebran cinco misas diarias, y siete los domingos. Con las fiestas y las celebraciones excepcionales son más de dos mil misas al año.

Notre Dame es también el punto de salida kilométrica de todas las carreteras nacionales que salen de París.

En estos últimos años, el edificio vivió a ritmo de las tragedias que golpearon el país. Sus campanas redoblaron al día siguiente del asesinato de los periodistas del diario satírico Charlie Hebdo en enero de 2015. En septiembre de 2016, cerca de esta catedral, fue hallado un coche bomba abandonado por combatientes del Estado Islámico.


Líderes mundiales salen al rescate del histórico edificio

MADRID. Tras el devastador incendio en la capital de París, líderes mundiales y grandes organizaciones ofrecieron su apoyo a Francia para reconstruir el íconico edificio.

El presidente español, Pedro Sánchez, destacó que el siniestro es un golpe asestado a la civilización europea. “El incendio de Notre Dame es una catástrofe para Francia, España y Europa.

Las llamas arrasaron 850 años de historia. Francia puede contar con nosotros para recuperar la grandeza de su patrimonio”. La Unesco también ofreció de inmediato su disposición a ayudar a restaurarla.