Más noticias

La revolución de Hugo Chávez en Venezuela se desmorona

A seis años de la muerte del ‘comandante eterno’, el país petrolero hace frente a una de sus peores crisis. Dos presidentes se disputan el poder y EEUU amenaza con una intervención militar.

El Gobierno de Maduro rindió honores al “comandante supremo” al cumplirse seis años de su muerte.
El Gobierno de Maduro rindió honores al “comandante supremo” al cumplirse seis años de su muerte.

Caracas.

La denominada revolución bolivariana implantada en Venezuela por el líder socialista Hugo Chávez se desmorona dos décadas después de su fundación, con el país petrolero hundido en una de las peores crisis política y socioeconómica de su historia.

De la mano de Nicolás Maduro, el chavismo heredado por el teniente coronel que se creía la reencarnación del general Simón Bolívar, se ha ido fracturando poco a poco, ayudado por acusaciones de corrupción y narcotráfico entre sus principales dirigentes, incluyendo el número dos del actual Gobierno, Diosdado Cabello.

Lea: Exigen deportación de EEUU de la hija de Hugo Chávez

Veinte años después de que Hugo Chávez irrumpiera como un tsunami acabando con el viejo sistema político venezolano, el país caribeño es señalado como el más corrupto de América Latina, según Transparencia Internacional. La moneda venezolana se hunde sin freno y el Fondo Monetario Internacional calcula que la inflación será de 10,000,000% este año. Además, la crisis económica ha llevado a una escasez de alimentos y medicinas lo que ha provocado el éxodo de unos 2.7 millones de venezolanos desde la agudización de la situación en 2015, según cifras de la ONU.

Aunado a la crisis, Estados Unidos lidera una ofensiva diplomática contra el régimen chavista desde 2015, sancionando a decenas de funcionarios venezolanos, entre ellos al propio Maduro, acusándolos de violaciones a los derechos humanos, corrupción y narcotráfico. Además, aplicó un embargo al petróleo de Venezuela, crucial para su economía, que empezará a regir el 28 de abril.

Además: Maduro nombra a hermano de Chávez como embajador en Cuba

Kr Venezuela2 080319(1024x768)
El Gobierno de Maduro rindió honores al “comandante supremo” al cumplirse seis años de su muerte; entretanto, los opositores regresaron a las calles para expresar su respaldo a Guaidó pese a la represión policial.

Caída

¿Qué llevó al país que alberga la mayor reserva de petróleo del mundo a esta crisis? Las causas son variadas, pero la pésima gestión que destruyó la ilusión del progreso amparado en la bonanza petrolera en la historia del país es la principal.

Fotos: La lujosa vida de los herederos del chavismo en Venezuela

Especialmente durante el Gobierno de Maduro, quien además ha tenido que hacer frente a la caída de los precios petroleros y el desplome de la producción de la principal empresa del país, Pdvsa. “Es sencillo, lo hizo mal”, dijo a Efe el disidente chavista Nicmer Evans, sobre la gestión de Maduro, un exsindicalista de 56 años que gobierna desde 2013 y hace frente el desconocimiento de gran parte de la comunidad internacional.

Bajo su mandato, la economía se contrajo más del 50%, de acuerdo con cifras del Parlamento. “Los modelos productivos que hasta ahora hemos intentado han fracasado, y la responsabilidad es mía, es nuestra. Tenemos 20 años en revolución y somos responsables de lo bueno y de lo malo en este país”, admitió Maduro en una entrevista reciente.

Evans también señaló la falta de carisma de Maduro, en contraste con el poder que ejercía sobre las masas su mentor, Hugo Chávez, quien gobernó de forma ininterrumpida entre 1999 y 2013 antes morir tras una larga batalla contra el cáncer.

Kr Venezuela4 080319(1024x768)
El Gobierno de Maduro rindió honores al “comandante supremo” al cumplirse seis años de su muerte; entretanto, los opositores regresaron a las calles para expresar su respaldo a Guaidó pese a la represión policial.

Esa distancia de Maduro con la gente ha venido costándole votos al chavismo: más de 600,000 en 2013, 1.3 millones de simpatías en los últimos comicios de mayo, que ganó el llamado “presidente obrero” en medio de denuncias de ilegalidades y fraude, que le endosa la oposición. Este ha sido el argumento del que se ha valido el Parlamento de mayoría opositora para apoyar al jefe de la Cámara, Juan Guaidó, que se autoproclamó presidente interino del país en enero pasado, con el objetivo de derrocar de una vez por todas al Gobierno de Maduro.

Con el respaldo de Donald Trump, como su principal aliado, Guaidó ha logrado el reconocimiento de otros 50 países que exigen una transición pacífica y la convocatoria a nuevas elecciones.

Sanciones

Washington, que no descarta una intervención militar en Venezuela, lidera la ofensiva diplomática acorralando a Maduro con sanciones económicas. Trump bloqueó las cuentas de Citgo, la compañía petrolera venezolana en Estados Unidos, y la semana pasada anunció más sanciones que “tendrán un impacto muy significativo en las redes financieras del régimen chavista”, según dijo un alto funcionario de su Gobierno en condición de anonimato.

Pero Maduro, aunque debilitado, no ha perdido el apoyo de los militares. Y goza del respaldo diplomático de Rusia y China, esta última especialmente preocupada de que Venezuela le pague los miles de millones de dólares en préstamos contraídos por Maduro.

“Estamos enfrentando la agresión imperialista más poderosa que jamás haya embestido a Venezuela en 200 años de república; pero saldremos victoriosos”, aseguró Maduro al conmemorar el sexto aniversario de la muerte del “comandante eterno”.

LC venezuela 080319(1024x768)