Más noticias

Quién mató a Pablo Escobar: El misterio persiste a 25 años de su muerte

El legado oscuro de Escobar persiste en Colombia tras cumplirse 25 años de su muerte.

Ayer se cumplió el 25 aniversario de la muerte del legendario narcotraficante colombiano, Pablo Escobar./AFP.
Ayer se cumplió el 25 aniversario de la muerte del legendario narcotraficante colombiano, Pablo Escobar./AFP.

Medellín, Colombia.

Hace 25 años la imagen del cuerpo obeso y ensangrentado del gran capo colombiano de la cocaína fue exhibida en Colombia y el mundo como un trofeo del bien sobre el mal.

Aquel 2 de diciembre de 1993, las autoridades colombianas anunciaron la muerte del "patrón del mal". Sin embargo, el operativo en el que Escobar falleció sigue dejando muchas dudas en la sociedad colombiana, que aún especula sobre las diversas teorías de la muerte del legendario capo.

Según la versión oficial del Gobierno de Colombia, el jefe del cártel de Medellín fue abatido por Hugo Aguilar, un comandante policial que posteriormente se convirtió en teniente coronel, diputado y luego gobernador del estado de Santander.

La operación contra el patrón fue ejecutada en conjunto por miembros de la policía local, las fuerzas armadas, y un bloque de búsqueda que con la ayuda las agencias estadounidenses, DEA y FBI, lograron dar con el paradero de Escobar tras una intensa y larga cacería.



Según medios colombianos, Aguilar estaba vinculado a los Pepes, un grupo paramilitar dirigido por los hermanos Castaño, antiguos socios del capo y la cúpula del Cártel de Cali, enemigos del líder del cartel de Medellín, que le declararon la guerra a Escobar y firmaron su sentencia de muerte.

Uno de los integrantes de Los Pepes era Diego Murillo, un narcotraficante conocido como Don Berna, quien reveló en su libro 'Así matamos al Patrón (2014)', que la alianza de Los Pepes fue lo que llevó a Escobar a la tumba.

Murillo, difiere en su libro de la versión oficial y afirma que la bala que mató a Pablo Escobar la disparó su hermano Rodolfo, alias "Semilla". En tanto, otros miembros del grupo paramilitar, han afirmado a medios locales que el autor del disparo fue Carlos Castaño, uno de los líderes de las Autodefensas colombianas.

Otras versiones apuntan a que fue el capo de capos quien se disparó a sí mismo, optando por el suicidio antes que caer abatido a manos de sus enemigos.

Según el sobrino del patrón, Nicolás Escobar, que presenció la exhumación de los restos de su tío, en el cráneo del capo se podía ver un balazo en el lado derecho de la cara, cerca del oído, que salía por la parte izquierda. El disparo se realizó a una corta distancia.

Pese a que la incógnita sobre la muerte de Escobar persiste en Colombia, las autoridades respiran con alivio tras celebrar el 25 aniversario del fin de una era de terror y dominio por el narcotráfico.

Y es que pese a que no hay una cifra oficial de los asesinatos atribuidos al jefe del Cartel de Medellín, que incluyen policías, periodistas, jueces y candidatos presidenciales, su hijo Sebastián Marroquín estima en 3,000 los homicidios ordenados por su padre durante los tiempos más dictatoriales de Escobar.

Vea: Los excéntricos lujos de Pablo Escobar tras 25 años de su muerte

En tanto, la alcaldía de Medellín dice que entre 1983 y 1994, durante el auge del Cartel, hubo 46,612 muertes violentas producto del "narcoterrorismo", que incluye a la gente de Escobar y otras organizaciones criminales.

Riqueza

Escobar apareció durante seis años consecutivos (1987-93) en el listado de los hombres más ricos del mundo de Forbes.

En su primera aparición, la publicación calculaba que su flujo de caja alcanzaba los 3,000 millones de dólares de la época y su patrimonio neto más de 2,000 millones. Su fortuna, entonces, era equivalente al PIB anual actual de países como Sierra Leona o Surinam.

En el momento de su muerte, cuando las autoridades ofrecían 11 millones de dólares por su cabeza, su patrimonio neto rondaba los 1,000 millones de dólares, entre mansiones, obras de arte, un zoológico y autos.

Buena parte de su fortuna fue entregada por los Escobar a sus enemigos a cambio de sus vidas.