Tegucigalpa, Honduras.

Mientras gran parte de la sociedad hondureña rechaza las zonas de empleo y desarrollo económico (zede), algunas ya están haciendo proyecciones de la densidad poblacional.

Según la Carta Enmendada y Reformulada de la zede Próspera, se espera que en 2025 esta ciudad modelo alcance los 10,000 habitantes. Esta normativa interna fue aprobada en septiembre de 2019, sin embargo, debido a las presiones de los habitantes de la zona donde se establecerá la ciudad modelo se ha imposibilitado la instalación de residentes.

LEA: Anuncian paro nacional de transporte público a partir del lunes en Honduras

Si la zede que se instauró en Roatán desea cumplir con esta expectativa, deberá registrar a partir de ahora al menos 2,500 residentes al año, unos 208 cada mes. Por un estatus de residente, cada hondureño deberá desembolsar anualmente 260 dólares, y 1,300 dólares si se trata de un extranjero. Uno de los objetivos de Próspera es que cada residente sea un empleado de las empresas offshore que se abrirán.

Por otra parte, los alcaldes de los municipios de Choluteca y Comayagua rechazaron también las zede en sus ciudades.