27/05/2024
09:11 AM

VIDEO: Impresionante crecida de las cataratas de Pulhapanzak tras intensas lluvias

El sitio turístico en Yojoa presenta un intenso aumento en el caudal del río Blanco.

San Francisco de Yojoa, Cortés.

La temporada de lluvias en Honduras ha afectado, en mayor y menor medida, a todas las regiones del territorio. En el noroccidente, entre los departamentos de Cortés y Santa Bárbara, donde está enclavado el valle de Sula, las tormentas han dejado efectos severos.

Es el caso del sur de Cortés, en los municipios de Santa Cruz de Yojoa y San Francisco de Yojoa, donde las tormentas han aumentado el caudal de los ríos, incluido el río Blanco, el principal de la región y que surca hacia el norte del departamento.

El río Blanco alimenta los sectores de río Lindo, San Buenaventura y los municipios de San Antonio de Cortés. Allí, una zona profusamente turística, funcionan varios balnearios naturales, incluido Pulhapanzak, una catarata de caída de agua de 43 metros de altura y uno de los principales atractivos del sector.

En un video captado por Diario LA PRENSA, se muestra el intenso caudal del río Blanco cayendo por la catarata, durante la tarde de este miércoles. El río multiplicó varias veces su caudal habitual, como consecuencia de las tormentas río arriba en comunidades como Peña Blanca, Cañaveral o Las Vegas.

SIGUEN LAS ALERTAS

Las fuertes lluvias seguirán azotando la zona occidental del país, específicamente en Santa Bárbara, por lo que la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) extendió la alerta amarilla en ese departamento, mientras que puso en alerta verde a 10 más. A través de un comunicado, el ente anunció que la disposición estará vigente durante 48 horas a partir de las 9:00 de la mañana del miércoles 7 de septiembre.

Los departamentos en alerta verde son Copán, Cortés, Ocotepeque, Choluteca, Valle, Lempira, Intibucá, La Paz, Comayagua y Francisco Morazán. Según amplió el Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos), la actividad lluviosa se presentará junto a chubascos débiles a moderados acompañados de tormentas eléctricas.