Tegucigalpa. Los alumnos que no recibieron sus clases de manera regular y no lograron los aprendizajes necesarios continuarán su año escolar en noviembre a través de campamentos lúdicos, conforme al oficio que las autoridades de Educación dieron a los docentes.

Aunque la Secretaría de Educación aún no revela la cantidad de alumnos que irán a clases de reforzamiento, Onán Cálix, dirigente del Primer Colegio Profesional Hondureño de Maestros (Pricmah), estima que son unos 100,000 menores los que tendrán que seguir en clases.

Según el oficio 215, los estudiantes que fueron atendidos de manera regular y que lograron los aprendizaje esenciales culminarán el año en octubre, es decir, en los próximos meses. Mientras los que no, seguirán en noviembre. Si al 25 de noviembre no han alcanzado las competencias, el reforzamiento seguirá en diciembre y enero. Durante los campamentos lúdicos, los docentes se enfocarán en que los alumnos refuercen sus conocimientos en matemáticas y español.

1.6

millones de alumnosestán matriculados en el sistema educativo este año. La cifra bajó respecto a 2019 debido a la pandemia del covid-19.

Propuesta

Cálix dijo que hay unos 200,000 menores que desertaron este año debido a que no tenían los recursos para seguir en clases, por lo que el Estado debe garantizar el próximo año que los estudiantes terminen su año escolar.

Ante las dificultades que mantiene el sistema educativo hondureño, la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), junto con la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), la Universidad Pedagógica y la Unitec presentaron la propuesta Fortalecimiento Educativo por Honduras (Foreduh), la cual establece acciones estratégicas para garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad para los menores.

Plantea varios proyectos y componentes en tres áreas, que son: el acceso inclusivo al sistema, aseguramiento de aprendizajes pertinentes, relevantes y eficaces y la institucionalidad y democratización.

“A través de esta propuesta buscamos promover la mejora del desempeño del sistema educativo a través de la priorización de acciones estratégicas orientadas a garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad”, dijo el rector de la Pedagógica, Alduvin Díaz.