Tegucigalpa, Honduras.

Hay 1,123,463 personas que solo se han aplicado una dosis de la vacuna contra el covid-19 en Honduras.

Pese a que una dosis del inoculante ayuda a fortalecer los anticuerpos, no es suficiente para contener al mortal virus si ingresa al organismo.

Ante la aparición de la nueva variante ómicron, que todavía no se ha confirmado si circula en el país, resulta necesario que la población se aplique una tercera dosis o un refuerzo.

Por esa razón, especialistas advierten que el hecho de que más de un millón de personas solo tengan una dosis las vuelve vulnerables al virus y podrían ser hospitalizadas porque no han completado el esquema de inmunización.

El viceministro de Salud, César Barrientos, dijo que es muy riesgoso que más de un millón de personas no hayan regresado a los puntos de vacunación a completar su esquema.

A su vez, hay 1,263,854 hondureños que en los siete meses en que se ha estado vacunando de manera sostenida no se han aplicado ni una dosis.

La apatía en ese grupo de población es mayor, ya que ponen en riesgo a quienes están a su alrededor, aunque estén vacunados, y ellos corren un gran peligro si se contagian.

Son 2,387,317 personas las que están vulnerables si se llega a confirmar la presencia de ómicron.