26/11/2022
12:43 AM

Más noticias

Si el Presidente los llama, transporte suspende el paro nacional

Los transportistas están dispuestos a protestar el miércoles próximo.

Siguatepeque, Honduras.

Los transportistas de Honduras confirmaron ayer que harán un paro a nivel nacional el próximo miércoles para exigir al Gobierno hondureño que frene la violencia de la que son víctimas trabajadores, usuarios y empresarios del sector.

Sin embargo, la medida no es definitiva, pues ellos mismos decidieron que si el presidente hondureño Juan Orlando Hernández los llama para escuchar sus peticiones, suspenderán el paro y acudirán al diálogo. El anuncio se hizo en una reunión en Siguatepeque en la que participaron dirigentes del sector transporte de todo el país.

El encuentro comenzó a las 10:30 am y terminó hasta las 3:00 pm. Originalmente se planeaba hacer el paro el próximo lunes, pero tras una serie de fuertes discusiones con los representantes de varias zonas, la junta directiva terminó por decidir que se hará hasta el miércoles la protesta. Antonio Hernández, miembro de la junta directiva del transporte a nivel nacional, confirmó que están decididos a tomar la medida.

“El paro de transportistas está decidido y será a nivel nacional. Ya es momento de que nos hagamos escuchar y que podamos tener tranquilidad para trabajar honradamente”, expresó, y además agregó que la medida será tomada debido a que el Gobierno hondureño no ha cumplido con su promesa de darles seguridad. Jorge Lanza, dirigente del transporte, también hizo énfasis en que necesitan soluciones y no más promesas.

“No podemos esperar más, la situación es crítica y hay que resolver este problema de la violencia de una vez por todas”, declaró. En la reunión, los transportistas afirmaron que ya no soportan las extorsiones y asaltos en las diferentes unidades de transporte y que por eso no ven otra solución más que ejercer presión para que se frenen los ataques contra ellos.

Los representantes del sector manifestaron que esperan que el despliegue de seguridad que se implementó ayer en Tegucigalpa también sea puesto en acción en otras ciudades del país que lo necesitan.

Operativos

500 uniformados desde las 5:30 am de ayer salieron para dar seguridad en las terminales de buses al igual que en las estaciones ubicadas en diferentes sectores de los barrios y colonias de Tegucigalpa y Comayagüela.

El coronel Elías Melgar, encargado del operativo militar, explicó que el dispositivo de seguridad se ha establecido y hasta el momento marcha tal como se había planificado.

Estarán distribuidos en las terminales de buses que se encuentran en El Carrizal, Cerro Grande, Calpules, Popular, El Sitio, Universidad y en las rutas de mayor incidencia”.

Detalló que para realizar una buena labor de vigilancia en los diferentes puntos estratégicos se va a utilizar la logística que sea necesaria.