San Pedro Sula, Honduras.

Los proyectos privados y públicos han dado lugar a un aumento del 15% del sector construcción en la zona norte.

El crecimiento que ha habido este año en comparación con 2017 resulta en una creación de 100,000 empleos directos y más de 400,000 indirectos solo en la zona norte.

A nivel nacional se cuentan 228,000 empleos directos, según datos oficiales de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico). Arnaldo Martínez, presidente de la Chico capítulo noroccidental, dijo a LA PRENSA que las inversiones en el sector privado en la zona norte aumentaron en un 15% en los primeros cuatro meses del año en comparación con el mismo período de 2017.

“El auge en la construcción vertical ha tomado un repunte en estos últimos años sobre todo en edificios corporativos de oficinas y habitacionales y el crecimiento de urbanizaciones residenciales en el sector noroeste”, señaló.

Al consultarle a Martínez qué expectativas tienen para los meses que faltan para finalizar el año, dijo: “Esperamos que la situación política mejore para dar más confianza al inversionista local y al internacional. Que la Enee se enfoque en hacer las inversiones necesarias para el suministro de energía a nivel de consumidor residencial, industrial y comercial”.

Añadió que actualmente hay problemas de energía en una buena parte del sector norte. Al no poder entregar la potencia por sobrecarga eso produce un atraso en la construcción de obras. Francisco Saybe, gerente general de la Consultora Saybe y Asociados, manifestó que en los últimos dos años el crecimiento del sector construcción ha sido estable debido a las inversiones en edificios verticales, ampliaciones de plantas en la parte de maquilas y las obras públicas.

“Hay $150 millones (L3,600 millones) en inversiones solo en la parte de occidente. Hay mucho movimiento en las principales carreteras”.

Saybe opinó que los proyectos de infraestructura vial por parte de la alcaldía y Siglo 21 han impactado de manera positiva en el desarrollo de la ciudad. William Hall, gerente general de la constructora William y Molina y de Duracreto, indicó que la no publicación del Plan Maestro de Desarrollo Urbano ha parado algunas inversiones privadas que estaban por iniciarse.

Hall dice que espera que una vez que se publique el Plan se reactiven varios proyectos que están en espera.

“Creo que la ciudad debido a su topografía tiene oportunidades importantes de seguir creciendo y desarrollando modernas obras”, sostuvo.

Ernesto Lázarus, gerente de Lázarus y Lázarus, una empresa con más de 30 años de experiencia en la venta de productos y servicios de construcción, compartió que el crecimiento de la construcción impacta en generación de empleo a personas que quizá no cuenta con altos niveles de escolaridad. “Son oportunidades más abiertas de empleo, y eso trae un impacto en el resto de la economía”, explicó Lázarus.