Más noticias

Listo el mecanismo legal para extender plazo de suspensión laboral en Honduras

Muchas empresas en el país realizan grandes esfuerzos para mantenerse de pie en medio de los efectos de la pandemia del coronavirus.

Tegucigalpa, Honduras.

Tras varias reuniones sostenidas entre los empresarios, trabajadores y el Gobierno, se determinó aplicar la figura del caso fortuito para extender las suspensiones laborales derivadas de la emergencia que sufre el país por el COVID-19.

Secretario Carlos Madero
Carlos Madero, ministro de la Secretaría de Trabajo, indicó que se no se necesita que haya una reforma al Código del Trabajo en el Congreso Nacional, ya que aplicarán la figura del caso fortuito, la cual establece que si las motivaciones para la suspensión persisten, en este caso por la pandemia, se puede puede prorrogar legalmente el tiempo de suspensión laboral.

Lea: CN aprueba medidas para reducir gasto público ante crisis por pandemia

También expuso que esta figura permite que el período de suspensión legal se prorrogue indefinidamente si la necesidad se mantiene. Además, que para entrar en este mecanismo las empresas deben hacer la respectiva solicitud a la Secretaría de Trabajo.

'Esta es la primera vez que el plazo de suspensión necesite ser extendido, pues las causas que motivaron el mismo persisten y no hay fecha establecida de cuándo terminará esto, aunque considero que esto durará unos dos meses, caso contrario, el mecanismo nos permite ampliar los plazos sin mayores detalles', sostuvo.

Madero agregó que 'si la pandemia terminara en este momento no podríamos garantizar que todas las empresas retornasen a su actividad, pues algunas ya cerraron y otras los harían aún cuando su mercado de trabajo se viera afectado, entonces, al no retornar a su desarrollo normal, estas optarían por cerrar o despedir una parte de sus empleados'.

Secuelas en la economía

Para el funcionario, el que la gente tenga conciencia de cumplir las medidas de bioseguridad es elemental para superar la difícil situación, de lo contrario, no podremos recuperar o entrar en una mediana normalidad que permita que subsistan la enfermedad y la actividad económica.

Además: Suspensiones laborales afectarán a casi medio millón de empleados

En Honduras una gran gran parte de la economía descansa en el comercio informal; es decir, los pequeños negocios y las actividades independientes, esa característica hace que los cierres no sean absolutos, pues la gente siempre sale a trabajar porque necesita sobrevivir.

Madero aseguró que no todo es malo, a su vez, comparó que el Estado de Georigia, Estados Unidos, tiene una población similar a la de Honduras, pero allá no se aplicaron medidas de confinamiento ni bioseguridad, como resultado tienen más de 3,000 muertos, lo que no sucede hasta la fecha en Honduras.

Dato
La Comisión Económica para América Latina (Cepal) proyecta una pérdida de empleos en la región por el orden de 8 millones de puestos de trabajo y 2.7 millones de empresas.
'Para superar esta situación es necesario que el ciudadano común, que todos aprendamos o nos acostumbremos a observar esas medidas de bioseguridad, tal y como ha ocurrido en los mercados Zonal Belén, donde han atendido las precauciones sanitarias y hay un mejor control', ejemplificó.

A la fecha se registran unos 125,000 trabajadores y unas 800 empresas bajo el mecanismo de alivio solidario que se sustenta por aportaciones del empresariado, el Gobierno y el Régimen de Aportaciones Privadas (RAP). También hay empresas que no se acogieron a este mecanismo de alivio, lo que significa unos 200,000 puestos de trabajo perdidos.