Gobierno conoce informe preliminar de la intervención del hospital Mario Rivas

Las autoridades hondureñas investigan la falsificación de credenciales de personas que no son empleados del centro asistencial.

San Pedro Sula, Honduras.

“La Policía Militar estará en el hospital Mario Rivas hasta que se terminen los problemas”, sentenció el presidente Juan Orlando Hernández, aunque no estableció cuándo darán respuesta a los pacientes que siguen comprando medicinas y materiales para ser operados.

El mandatario se reunió ayer con los miembros de la comisión interventora en la sala de conferencias del centro asistencial, donde conoció un informe preliminar.

Posteriormente ofreció una conferencia de prensa: “Vamos por buen camino, pero hay mucho que hacer”.

Señaló que la comisión tendrá todo el respaldo para hacer los cambios necesarios dentro de la institución sanitaria. “Tienen el respaldo total y absoluto para hacer del Mario Rivas un ejemplo de lo que va a ser el nuevo sistema de salud”.

El Presidente manifestó que van a “desarticular grupos y poner en la cárcel a quienes se han venido lucrando del problema que ha existido en el Mario Rivas”.

Control de medicinas

El Presidente admitió que han identificado la necesidad de más personal, así como otros por contrato a quienes no se les ha estado pagando.

“Tienen que pagarles regularmente. Nadie va a estar contento ni motivado si no tiene su salario”, comentó Hernández.

Sobre el abastecimiento de medicinas y material quirúrgico indicó que un lote llegará próximamente al hospital. “Pero también se necesita un sistema de control porque, si no, este sería un barril sin fondo. Se traen medicinas y de repente se va en la receta de pasillos, se vende aquí a una cuadra o se lo lleva alguien en la gabacha. Eso tenemos que controlarlo”.

Anunció que llegarán medicamentos al Mario Rivas y los demás centros asistenciales del país.

Falsifican credenciales

Merlin Fernández, presidente de la comisión interventora, informó que se está investigando la clonación de credenciales de personas que no son empleados del Mario Rivas.

“Hemos tenido información de que personas que no son empleados han clonado carnets para ingresar al hospital, pero eso está en investigación”, comentó Fernández.

Saúl Carrillo, miembro de la 105 Brigada de Infantería y de la comisión interventora, aseveró que ya tienen personal trabajando en la investigación.

“Tenemos gente trabajando para detectar esas personas. Varios oficiales andan con el listado del personal del hospital y al azar preguntan en qué área trabajan porque de esa forma vamos a encontrarlos. Hay información de que se han escaneado carnets, esos famosos zopilotes”. Dijo que si encuentran a estas personas con documentos falsificados, “vamos a presentarlas ante las autoridades correspondientes”.

Inician audiencias

En el caso de Luis Caballero, el paciente que murió engusanado en el sanatorio, las autoridades de Salud aseguran que hubo negligencia, dictamen que fue secundado por la investigación del Ministerio Público.

Las autoridades comenzaron ayer audiencias de descargo del personal que estaba asignado al área.

La determinación ha molestado a los representantes de los gremios de salud, quienes atribuyen la muerte de Caballero a la falta de medicamentos. “Fuimos al Catarino y allá nos dimos cuenta de que para ir a pedir una simple sábana hay que bajar cuatro pisos e ir hasta lavandería para que le digan que no hay”, manifestó Aída Gilda Codina, presidenta del Colegio de Enfermeras Profesionales.

“Cómo quiere la Secretaría de Salud que le demos cuidado seguro al paciente si no nos dan las cosas para atender; no hay guantes, no hay jeringas, no hay ropa, no hay medicamentos, no hay suero”.

La Prensa