Darío Banegas: “Mi orgullo es la eliminación de las dispensas para diputados”

El diputado liberal Darío Banegas se ha destacado por sus posiciones beligerantes en un Congreso donde la mayoría son legisladores de corte tradicional.

Ángel Darío Banegas Leiva, Casilla 62 Es el segundo en la planilla del Partido LiberaL.
Ángel Darío Banegas Leiva, Casilla 62 Es el segundo en la planilla del Partido LiberaL.

San Pedro Sula, Honduras

Ángel Darío Banegas Leiva, 44 años, es uno de los diputados con mayor participación en el Congreso Nacional, adonde es reconocido como parte de un bloque incorruptible y beligerante de legisladores.

Ver especial multimedia: Elecciones en Honduras 2013

En estas elecciones va por la reelección como diputado por Cortés por el Partido Liberal, en la casilla 62. Ha basado su campaña en ser la voz de los hondureños que buscan un mejor país, sin corrupción, con empleo y sin violencia.

Banegas, un artista de la caricatura y autor de tres libros, fue el primer legislador que renunció a las dispensas que año con año beneficiaban a los diputados en contra del erario. Se opuso a las nuevas cargas impositivas y llevó al hemiciclo varios proyectos para promover la cultura.

A escasos siete días de las elecciones, este es su pensamiento:

-¿Cómo fue esta experiencia para un artista?

Desafiante. Fui al Congreso sabiendo que los políticos tradicionales se resisten a cambiar y me mantuve fiel a mis principios de no ser como ellos, de establecer la diferencia como un guerrero que defiende valores.

-¿Qué hizo usted como diputado en estos cuatro años?

Empeñarme en cambiar el papel tradicional del diputado por un quehacer decente y leal con Honduras. He sido puntual y beligerante y en mis muchas intervenciones he mostrado que no tengo un corazón sectario que desacredita a los demás por su filiación política.

He presentado leyes a favor de los jóvenes desempleados, en defensa del empleo para los mayores de 35 años, en defensa de la familia y la cultura.

Asimismo, voté en contra de todos los nuevos impuestos y de las ciudades modelos, estuve en contra de la concentración de poder en el Congreso y de la compra de cemento, contratos de energía sucia.

-¿Cuál es su principal logro?

La eliminación de las dispensas que antes tenían los diputados para introducir dos vehículos sin pagar impuestos. El día 10 de febrero de 2010 en mi primera intervención en el hemiciclo renuncié a ese privilegio al que llamé “obscenidad política” y lo hice públicamente para dar el ejemplo que, gracias a Dios, después siguieron los demás y se aprobó la reforma de aquella barbaridad que significaba una canonjía injustificable.

-¿Por qué va por la reelección?

Considero que he sido útil para el pueblo y quiero seguir siéndolo porque hay que depurar el Poder Legislativo y elevar la calidad de sus debates. Las leyes deben ser aprobadas por personas honestas y comprometidas, sensatas y de manos limpias. A mí nadie puede señalarme por ser sectario o mucho menos por el “tilín tilín”; al contrario, todos saben que soy incorruptible.

-¿Ha realizado proyectos con el fondo social departamental?

Soy probablemente el único diputado que no gestiona proyectos con esos fondos porque considero que no contribuyen a resolver los problemas estructurales de las comunidades, ya que no se enmarcan en una visión integral para el desarrollo del país y el dinero público en estos casos debe usarse con base en una planificación desde el Poder Ejecutivo y no por los diputados.

-¿Qué aportó usted desde la Comisión de Cultura?

Establecimos el premio a la Identidad Nacional como un impulso al afianzamiento de nuestro orgullo patrio; dictaminamos decenas de proyectos presentados por otros diputados en su debido tiempo y realizamos un festival de artes por varias ciudades del país de la mano de las casas de la cultura para que la juventud canalice por medio del arte sus expresiones por un país mejor y promovamos la paz.

-¿Cómo califica su labor?

Los ciudadanos, que tienen una opinión más objetiva sobre mí, han evaluado positivamente mi gestión y los liberales la premiaron en la elección primaria. Yo no puedo emitir adjetivos porque toda la gloria es para Dios, yo solo soy su siervo.

-¿Cómo será el próximo Congreso?

Será interesante si los votantes eligen a los más capacitados para ser legisladores que tengan a Honduras por encima de mezquindades y resabios de doctrinas; solo así tendremos un parlamento serio y no un circo de charlatanes que crean que las ideas se imponen con gritos cuando lo que se debe hacer en el hemiciclo es convencer con argumentos.

-¿Qué planes tiene?

Impulsar la creación del Ministerio de la Familia para agrupar a todas las instituciones que aisladas no hacen nada por niños, jóvenes, mujeres y adultos mayores. Voy a trabajar en la creación de una ley de pensiones que garantice la jubilación a los profesionales y obreros independientes que no están protegidos por institutos de previsión. Una ley marco de cultura, y por supuesto seguir siendo un beligerante defensor del pueblo.

-¿Cree que ganará la reelección?

Dios decide mi futuro y él sabe en qué puedo serle útil. Al pueblo le recuerdo que todas las mañanas yo tomo el lápiz y el papel en su defensa, pues este domingo que lo tomen los ciudadanos para seguirse defendiendo marcando en la casilla 62 para que sean diputados conmigo porque cuando yo hablo lo hago en nombre de los que callan y sueñan por una Honduras que sonría y avance.

La Prensa