TEMAS DESTACADOS:
23/05/2022
06:23 PM

Más noticias

Salvador Nasralla no acepta una tercería en Congreso Nacional

El presidente del Partido Salvador de Honduras considera que Luis Redondo debe presidir el Legislativo.

Tegucigalpa, Honduras.

Las propuestas encaminadas a encontrar una salida al conflicto político legislativo en Honduras se multiplican. Este miércoles, el jefe de la bancada del Partido Liberal, Mario Segura, propuso una tercería para sobrepasar la convulsa actualidad relacionada con la elección de junta directiva en el Congreso Nacional.

Sin embargo, el presidente del Partido Salvador de Honduras (PSH) y designado presidencial, Salvador Nasralla, desestimó esa opción y refutó diciendo que no contempla otra posibilidad más que Luis Redondo, de su partido, presida el Legislativo.

Nasralla reaccionó esta mañana: “Solamente fue viable esa opción entre el martes 21 y sábado 22, cuando Cálix convocó al pleno para el domingo 23. No asistió”.

“Él perdió la Presidencia del congreso ese día. Ahora, cualquier cosa que intente negociar, es legítimo, pero la mayoría del partido Libre ya tiene escogido a Luis Redondo”, explayó Nasralla, quien se muestra reacio a que el PSH entregue la presidencia del Legislativo a un congresista de otro partido, incluso de Libre.

“No puede Jorge Cálix pretender imponer algo que la mayoría no quiere”, dijo en torno al paralelismo de juntas directivas del Poder Legislativo de Honduras, en crisis e incertidumbre durante la última semana.

Lea: Sentémonos a dialogar, sin condiciones, sin pasiones”: Jorge Cálix

“Solamente si alguien tiene la capacidad de retroceder el tiempo hasta el viernes anterior aceptaría una alternativa de la tercería”, ironizó Nasralla en el informativo HCH.

”La directiva de Luis Redondo está más firme que nunca. A lo más que se puede llegar es a integrar a Jorge Cálix a la directiva, en lugar de algunas personas que son cuestionadas en un documento de la Sala de lo Penal, en donde se cuestiona su legitimidad”, explicó.

El flamante designado presidencial dijo que no existían, hasta ahora, reuniones entre Libre, Jorge Cálix y el propio Nasralla, relacionadas a la resolución del conflicto entablando un diálogo.

Sectores han deslizado y propuesto, especialmente desde los partidos políticos, una tercería para paliar la crisis. La bancada de Libre, con 50 diputados, es la más nutrida del Congreso Nacional, aunque 18 de ellos fueron expulsados tras la disidencia por apoyar a Cálix.

Un acuerdo entre Libre y PSH dictaba que entregarían la Presidencia del Congreso Nacional a Luis Redondo, sin embargo, Cálix y el grupo de disidentes optaron por proponer una planilla que finalmente obtuvo 84 votos.

Honduras celebró el 28 de noviembre elecciones generales, consideradas, a nivel local e internacional, las más transparentes de la historia. Ese preámbulo avizoró un escenario de paz de cara a la transición en los tres poderes estatales, sin embargo, el país arrastró la impureza de las crisis políticas con el autonombramiento de dos juntas directivas en el Congreso Nacional, que han desencadenado una ola de manifestaciones y desacuerdos entre la clase política nacional.

La instalación de dos legislaturas paralelas en Honduras, cada una liderada por distintos presidentes del Congreso, extendió el martes la crisis política que opaca la asunción de la izquierdista Xiomara Castro y sus planes de gobernabilidad.

Además: Si no hay diálogo en CN se puede generar una crisis sin precedentes

En el edificio del Poder Legislativo tomó posesión el diputado Luis Redondo, quien tiene el apoyo de Castro y de las filas leales al partido Libertad y Refundación (Libre).

La sesión contó con la presencia de una escolta de cadetes de las Fuerzas Armadas, como ya habían adelantado los altos mandos castrenses, en una señal de reconocimiento a la autoridad de la presidenta electa.

Aquí mismo: Congreso de Luis Redondo anuncia leyes anticorrupción

En tanto, en forma paralela y vía Zoom, Jorge Cálix también instaló su legislatura como jefe del Congreso, con una veintena de diputados disidentes de Libre y la mayoría de los diputados de los derechistas Partido Nacional y el Partido Liberal, opositores a Castro.

En esta sesión virtual participaban más de 70 diputados titulares de los 128 que tiene el Legislativo. En el caso de Redondo, el quorum de al menos 65 escaños fue completado con diputados suplentes, entre ellos varios reemplazantes de “los rebeldes”.