Tegucigalpa. A menos de un mes para que el presidente del Congreso Nacional, Luis Redondo, convoque a la conformación de la junta nominadora que participará en la escogencia de candidatos para la Corte Suprema de Justicia, todo parece indicar que se conformará con la normativa vigente y no con la nueva ley enviada por el Poder Ejecutivo.

Fátima Mena, diputada del Partido Salvador de Honduras (PSH), manifestó que “en pocos días el proyecto de ley será enviado a la comisión para que pueda emitir el dictamen correspondiente.

La propuesta enviada por el Ejecutivo fue construida de manera amplia, en la cual participaron diversos sectores y la oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos, lo que permitirá implementar estándares de nivel internacional”. Lo que busca, según han dicho, es un proceso transparente.

No politizar el proceso

Ayer en el lanzamiento de un sistema para la emisión de constancia de antecedentes penales, el titular del Poder Judicial, Rolando Argueta, hizo un llamado a no politizar la elección de los nuevos magistrados.

Argueta instó a los miembros que conformarán la junta nominadora a seleccionar a los mejores hombres y mujeres para integrar la nueva Corte Suprema con base en el principio de idoneidad.

“Es importante que para la elección de las personas que ocuparán los cargos de magistrados, la junta nominadora dé cumplimiento y verificación no solamente de los requisitos normativos que establece la Constitución, sino la capacidad y las cualidades de cada candidato”.

Declaró que “es importante la revisión de las hojas de vida de los postulantes, de cómo han venido ejerciendo en el ámbito público y privado”.

Ayer, el Poder Judicial puso en funcionamiento el nuevo sistema en línea, en el que la ciudadanía podrá imprimir de manera directa en su casa u oficina la constancia que necesite.