TEGUCIGALPA.

Los primeros resultados del escrutinio especial que realiza el Consejo Nacional Electoral (CNE) le seguían dando el triunfo ayer al liberal Yani Rosenthal, al nacionalista Nasry Asfura y a Xiomara Castro, de Libertad y Refundación (Libre).

Más bien la tendencia es que estos presidenciables sigan distanciándose de sus inmediatos perseguidores con el conteo voto por voto y urna por urna de 14,000 actas con inconsistencias.

Antes de comenzar el viernes el escrutinio especial en el Partido Liberal (con un 79.91% escrutado), Rosenthal tenía 262,246 votos; Luis Zelaya, 187,045, y Darío Banegas, 85,548 sufragios. La diferencia a favor de Rosenthal era de 75,201 votos.

Las nuevas proyecciones del centro de cómputo del CNE reflejaban ayer 286,630 votos para Rosenthal y 207,806 a favor del presidente del Central Ejecutivo. La diferencia subió a 78,822 marcas, o sea, tres mil más. Banegas, por su parte, que antes del escrutinio corto acumulaba 85,548 votos, ayer registraba 95,045, o sea, casi 10,000 adicionales.

Papi sigue a la cabeza
En el PN tampoco hay sorpresas, con un crecimiento de Asfura, que ahora lleva 579,764 votos, contra 245,889 de Oliva.
En el Partido Liberal aún están pendientes de revisar 1,064 actas, que representan el 13.37%. En el nivel de diputados y alcaldes aún no se reflejan cambios significativos en el partido histórico.

En el Partido Libre, por su parte, antes del escrutinio especial Xiomara Castro aventajaba al segundo lugar (Nelson Ávila) con 241,926 votos.

El escrutinio especial le está generando a Castro una ventaja mayor, así: 332,158 sufragios (Castro), 51,852 (Ávila), 20,985 (Reina) y 18,973 (Méndez).

En el nivel de diputados y alcaldes no hay aún resultados claros en este partido de izquierda, pero aspirantes como Julissa Villanueva, Pedro Amador y Miguel Briceño, quienes habían expresado su preocupación de quedar fuera, están dentro de la planilla electa por Francisco Morazán.