18/05/2022
05:36 PM

Más noticias

Se prolonga crisis en el Congreso Nacional: ni Luis Redondo ni Jorge Cálix quieren ceder

Cálix, acusado de traidor en Libre, no ha respondido al ofrecimiento que le hizo la Presidenta para integrar el Ejecutivo.

Tegucigalpa. A pesar de la reciente toma de posesión de la presidenta Xiomara Castro de Zelaya, el panorama político en torno al Congreso Nacional sigue enfrascado en una crisis severa, que de no encontrar una solución podría empañar el inicio del mandato de Castro.

La pugna entre Luis Rolando Redondo Guifarro y Jorge Luis Cálix Espinal por quedarse con la titularidad del Poder Legislativo sigue en pie, y aunque las pláticas y negociaciones se han dado, ninguno de los dos da su brazo a torcer.

Jorge Cálix tuvo una reunión la noche del pasado miércoles en la residencia de la mandataria hondureña para tratar de enmendar los problemas suscitados por la disputa de la presidencia del Congreso con Luis Redondo, pero no salió ‘humo blanco’ del encuentro entre ambos.

Minutos después de salir de la cita con la presidenta Xiomara Castro, Cálix publicó en su cuenta de Twitter: “Muchas gracias, presidenta Xiomara Castro. Fue un gran placer conversar con usted. Para mí y para cualquiera sería un gran honor formar parte del Gobierno de la Resistencia y de la reconciliación nacional. Pronto recibirá mi respuesta”.

Trascendió que en la conversación que los dos políticos tuvieron, Castro le habría ofrecido a Cálix Espinal el cargo de ministro coordinador del Gabinete de Gobierno, un alto puesto dentro de la nueva administración del Partido Libertad y Refundación (Libre).

Esta oferta quedó en suspenso tras la negativa de Cálix de dar una respuesta certera en el momento del ofrecimiento y tal como dejó constancia en su publicación en la red social, le contestaría en los próximos días a la Presidenta.

La otra cara de la moneda. Del otro lado, Luis Redondo y los 50 diputados propietarios y 61 suplentes que lo acompañan en su lucha por la presidencia de la cámara legislativa ayer sesionaron en horas tempranas de la mañana comenzando con la iniciativa de la promesa de ley para la juramentación de Xiomara Castro como presidenta de la república.

La sesión se suspendió y fue el mismo Redondo quien la reanudó en el Estadio Nacional; sin embargo, no fue él quien le tomó la promesa de ley a la presidenta Castro, sino que la jueza Karla Romero.

Ante esto, el diputado Edgardo Castro, juramentado como vicepresidente IV en la directiva de Jorge Cálix, trajo a colación que en el acto de juramentación “Redondo le está pidiendo a la jueza natural que le diga que él es el presidente del Congreso; ella le dijo: no, por normas constitucionales no puedo decir que usted es el presidente”.

Para constar que la crisis no se ha terminado, Edgardo Castro expresó: “Nosotros reconocemos como presidente del Congreso a Jorge Cálix”.

El congresista señaló que “nosotros creemos en la separación de los poderes del Estado”. Todavía no hay claridad sobre la solución a esta crisis; aunque siempre se está hablando de una tercería en la presidencia del CN.

Otra opción es ratificar a Redondo, pero haciendo cambios en la estructura de la junta directiva. Se habla de que Cálix continuará como diputado sin ser parte de la junta directiva, igual que la diputada Beatriz Valle, ambos del Partido Libre.