19/06/2024
11:58 AM

Once meses paralizado lleva el programa de vivienda social

Para este año se estiman 9,500 millones de lempiras para los programas de viviendas con fondos de Banco Hondureño para la Producción y Vivienda (Banhprovi) y Banco Central de Honduras (BCH).

Tegucigalpa, Honduras

El programa de vivienda social que impulsa el gobierno mantiene enfrentados a las autoridades de la Secretaría de Finanzas (Sefin) con la directiva de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), lo que ha provocado una parálisis de 11 meses.

Construcción privada crece más de 200% en el primer trimestre

DIARIO LA PRENSA consultó a Gustavo Boquín, presidente de la Chico, sobre las diferencias entre gobierno y constructores en mencionado programa, el que ha sido un éxito por sus atractivas condiciones: cero prima, tasa de interés de 4% y 30 años plazos.

La primera diferencia entre las partes es el área construida, ya que las autoridades de Sefin piden 65 metros cuadrados en vez de los 45 en que se venían edificando las viviendas sociales.

La respuesta de Boquín es que al ampliarse el área de construcción se superaría el costo de 1.2 millones de lempiras y caería en la categoría de vivienda social.

Agregó que existen varios proyectos habitacionales en procesos de construcción con áreas de 48 a 52 metros cuadrados que quedarían fuera del financiamiento bajo las nuevas directrices.

Costo de obra gris

La segunda diferencia es que las autoridades de Finanzas piden pasar de obra gris a casas de bloque o ladrillo, paredes repelladas, piso de cemento y techo de zinc, y que de acuerdo con la respuesta de la Chico incrementaría el costo de la obra. No obstante, los constructores proponen incorporar otras técnicas constructivas como fundición en concreto y casas de madera, éstas últimas aceptadas culturalmente en varias regiones de Honduras.

Gustavo Boquín explicó que el costo de vivienda en obra gris asciende a 1.2 millones de lempiras, mientras que la Ley de Vivienda establece un valor máximo de 80 salarios mínimos, equivalente a L1,348,000. “Sugerimos que el monto máximo se ajuste para reflejar los costos reales de construcción, permitiendo así que más familias puedan acceder a una vivienda adecuada”, agregó.

Los programas de vivienda social y clase media que financia el Banco Hondureño para la Producción y Vivienda (Banhprovi) se encuentran semiparalizado por el atraso en la transferencia de 8,000,000 lempiras al fondo de inversión del Banco Central de Honduras (BCH) y que aumentaría la disponibilidad de recursos para ese rubro y otros sectores de L25,000 a L33,000 millones.

Para este año se estiman 9,500 millones de lempiras para los programas de viviendas con fondos Banhprovi-BCH.