05/02/2023
11:28 AM

Más noticias

Potente mortero le cercena tres dedos de la mano a niño hondureño

  • 13 noviembre 2014 / 09:11 AM /

Dueños de explosivos serán sancionados con L60,000. Niño de La Paz es la primera víctima de la pólvora este año.

Tegucigalpa, Honduras.

La imagen de su pequeña mano mutilada era dantesca, pero el poder destructor de la pólvora no conoce los filtros de la censura.

Un menor del municipio de Cane, La Paz, se convirtió en la primera víctima de los petardos, luego de explotarle una potente cebolla y ser atendido en el Hospital Escuela Universitario (HEU), de la capital. Omar Mejía, cirujano y presidente de la Fundación de Atención al Niño Quemado (Fundaniquem), detalló que la detonación mutiló tres dedos de la mano derecha del inocente niño.

Al trauma sicológico se le suma el costo de su tratamiento de recuperación, ya que solo en el primer mes el Hospital Escuela invertirá unos 500 mil lempiras y seguirá evaluando su evolución, amplió Mejía.

Precisamente, estos son los trágicos casos que la campaña “Navidad sin pólvora” intenta evitar que ocurran en la capital al prohibir la distribución, comercialización y almacenamiento del material.

El pasado martes se ejecutó el primer decomiso de pólvora en la ciudad, valorado en 600 mil lempiras.

Juan Carlos García, vicealcalde capitalino, reveló que una familia de comerciantes era la propietaria de los explosivos almacenados en unas bodegas de la sexta avenida de Comayagüela.

El funcionario indicó que esos comerciantes serían sancionados con la multa máxima, que consiste en 60 mil lempiras, además de perder la mercadería decomisada.