02/07/2022
01:08 AM

Más noticias

Piedad Córdoba ya no está retenida y puede abandonar Honduras

Córdoba había sido retenida anoche en el aeropuerto internacional de Palmerola con más de 60 mil dólares en efectivo sin declarar.

Tegucigalpa, Honduras.

La senadora colombiana electa, Piedad Córdoba, ya puede abandonar el territorio nacional luego de que el Ministerio Público (MP) concluyera la investigación.

Córdoba había sido retenida anoche en el aeropuerto internacional de Palmerola con más de 60 mil dólares en efectivo sin declarar, de acuerdo con la información difunda por Migración.

Pero este jueves, durante la tarde, el INM lanzó un nuevo comunicado informando que la política extranjera ya no está en “retención administrativa” y, por lo tanto, puede circular libremente por el país o salir de él.

No posee ninguna restricción de movilidad, por lo que está en total libertad de permanecer o abandonar el país conforme ella lo decida”, decía el texto firmado por el director Allan Alvarenga Gradis.

La senadora electa llegó a Honduras el domingo.

Córdoba agradece a Honduras

Una vez concluido el proceso, la senadora colombiana agradeció que en Honduras, según considera, se le siguió el debido proceso y hubo una rápida solución.

”A las autoridades del hermano pueblo hondureño agradezco el debido proceso (...) del caso y su oportuna solución. Agradezco especialmente a la vicepresidenta (designada) Marta Lucía Ramírez y al cónsul Michael Carillo por su apoyo y atención en este impasse”, pronunció Córdoba.

En Honduras se reunió con la presidenta Xiomara Castro, según confirmó la Presidencia.

Origen del dinero

Por otro lado, mediante una conversación con la Radio Caracol de Colombia, Piedad Córdoba dijo que el dinero que portaba lo obtuvo como pago de una “asesoría”, aunque Migración, citando a la senadora, informó que los dólares pertenecían a un empresario colombiano.

La Secretaría de la Presidencia confirmó horas atrás que la senadora sostuvo una reunión con la gobernante Xiomara Castro antes de pretender abandonar el país.

Sin embargo, la verdadera razón de la visita el pasado domingo era “participar en actividades de varias organizaciones de mujeres y derechos humanos, como ha sido difundido con fotografías y videos en medios de comunicación y redes sociales”, según el gobierno.