"

San Pedro Sula, Cortés.

Este lunes iniciaron varias operaciones coordinadas por la Dirección Nacional Policial Antidrogas (DNPA), con el objetivo de llevar a cabo inspecciones de supervisión y control sobre sustancias químicas controladas en 17 empresas del país.

Se trata de droguerías, farmacéuticas, farmacias y laboratorios en Tegucigalpa y Comayagüela, Danlí, Comayagua, San Pedro Sula, Choloma, Villanueva, Puerto Cortés, Santa Rosa de Copán y otros.

Las acciones tienen la misión de controlar y supervisar la producción, fabricación, preparación, importación y exportación de precursores y sustancias químicas esenciales susceptibles de ser utilizadas en la elaboración de drogas ilícitas.

El Ministerio Público investiga la elaboración de drogas sintéticas a partir del desvío de sustancias químicas controladas. A la vez, ejercer control, vigilancia y fiscalización de las mismas, y en caso de comprobarse delitos, proceder a la judicialización de las causas.

La supervisión es realizada en conjunto con la Comisión Técnica Permanente Interinstitucional sobre Precursores Químicos y Drogas Sintéticas, conformada por la Dirección Nacional Policial Antidrogas (DNPA), Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado del Ministerio Público (Fescco), Dirección Nacional de Investigación e inteligencia (DNII) y la Agencia de Regulación Sanitaria (Arsa).

Lea además: Chedrani, Scherly Arriaga y Kathia Crivelli encabezan candidaturas de diputados en Cortés

La Administración Aduanera de Honduras (AAH), Cuerpo de Bomberos de Honduras y otras instituciones del Estado son las encargadas de ejercer control y supervisión en la importación de productos químicos.

"

$!Foto: La Prensa

"

Las inspecciones se concretan en seis departamentos del país.

Los trabajos de inspección se efectuan para examinar y medir las características de las sustancias, así como los componentes y materiales que están elaborados o del servicio o proceso determinado.

Los precursores químicos como el ácido sulfúrico, soda cáustica, ACPM, tinner, acetona, ácido acético, alcohol etílico, cloroformo, sulfato de sodio, tolueno, yodo y el óxido de calcio, entre otros, son usados por la industria para fabricación de medicinas u otros productos, sin embargo, cuando se aleja de este fin es cuando se produce un delito conocido como tráfico ilícito de precursores, los cuales se usan en la fabricación o proceso de drogas sintéticas y de diseño (éxtasis, LCD, metanfetamina, anfetamina, marihuana sintética, wax, crispy) o para mezclar con la cocaína.

En el caso de Honduras, las drogas sintéticas más distribuidas, de acuerdo con las investigaciones, se denominan en el mercado ilegal como: hachís, pastillas del amor, LSD, anfetaminas, metanfetaminas, marihuana quimiquiada y cristales.

Los operativos se realizan con el fin primordial de evitar que las sustancias químicas controladas no sean utilizadas por estructuras criminales para actividades ilícitas.

"