03/02/2023
03:24 PM

Más noticias

Occidente demanda ejecución de un plan para reconstruir carreteras

  • 17 octubre 2022 / 20:03 PM /

Las obras que se ejecutan actualmente son provisionales y pasos se cortan cada vez que llueve.

Santa Rosa de Copán

Miembros de la sociedad civil organizada vinculados con obras de construcción en la región de occidente demandan al gobierno un plan de reconstrucción para la carretera de occidente, la cual, pese a que fue rehabilitada hace tres años, se encuentra en avanzado deterioro.

Carlos Chinchilla, director ejecutivo del Espacio Regional de Occidente (Eroc), afirmó que desde esa instancia de sociedad civil organizada se demanda que el año entrante se ejecute un proyecto para la carretera CA-11, que comunica desde La Entrada hasta Copán Ruinas, y la CA-4 desde La Entrada hasta Santa Rosa de Copán.

Con las lluvias que azotan la región occidental desde septiembre, varios tramos de las principales vías de Copán se hundieron y obstaculizaron el paso vehicular y de personas en la zona.

“Se están haciendo obras provisionales para rehabilitar los pasos, es un paliativo que permite la movilidad, pero esperamos que el gobierno sea responsable y tengan ya un plan de reconstrucción debidamente planificado y socializado”.

Chinchilla también pidió a los entes contralores del Estado, “una investigación sobre la construcción de esta carretera que apenas tiene tres años y está colapsada. Es importante que se siente un precedente y se deduzcan responsabilidades”.

La rehabilitación de las carreteras culminó en 2019 y el costo total de la inversión supera los 3,500 millones de lempiras que el Estado de Honduras obtuvo mediante financiamiento.

Inundaciones

La noche del domingo, el municipio de Cabañas, en la zona norte de Copán, se inundó por tercera ocasión en las últimas semanas, ya que las copiosas tormentas desbordaron el río Negro, el cual se unió a las aguas del río Gila y anegaron varias comunidades y el casco urbano.

El alcalde Alberto Salazar informó que decenas de viviendas fueron arrasadas por el río y en la comunidad de Río Negro se inundaron establecimientos comerciales, casas y cultivos de granos básicos y café.

“Nos ha venido ayuda humanitaria, pero requerimos logística para construir obras de mitigación para evitar que más familias resulten afectadas”, agregó.