Tegucigalpa, Honduras.

El viceministro de Salud, Fredy Guillén, lamentó que las nuevas variantes del covid-19 estén afectando mayormente a la población económicamente activa de nuestro país.

En las últimas semanas se ha visto que el virus es más agresivo, ya que niños y jóvenes llegan complicados a los hospitales por la enfermedad, patrón que a inicios de la pandemia no se registraba.

Unas cinco variantes se han reportado del virus en todo el mundo, Honduras aún no ha identificado científicamente la variante Delta, una de las más virulentas.

“El virus del covid-19 a principios era infeccioso, contagioso y con un grado importante de letalidad, en todo este año y medio este virus ha mutado en más de cinco ocasiones”, expresó el funcionario.

“Las variantes de este virus son bastante agresivas y contagiosas, pero no se había visto lo que se observa con la variante Delta”, manifestó.

Recordó que “el año anterior no mirábamos tantos casos de pacientes sintomáticos, muchos pacientes eran asintomáticos. Hoy los grupos más afectados con estas nuevas variantes es la población productiva, antes no mirábamos en los hospitales a pacientes de 25 o 30 años con afectaciones pulmonares de hasta el 70%, no mirábamos tantos contagios en niños y ahora sí'.

$!Foto: La Prensa

El subsecretario Fredy Guillén refiriéndose a la crisis sanitaria que enfrenta el país.

Agosto se perfila a ser el mes con mayor número de contagios y muertes desde que inició la enfermedad en marzo del año anterior.

Hasta este 16 de agosto, los hondureños vacunados sumaban 3,292,889, de los cuales 2,326,420 habían recibido la primera dosis y 966,469 la segunda dosis.

Los casos de covid-19 en Honduras ascendieron hasta el 16 de agosto de ese año a 319,831 desde el inicio de la pandemia, mientras que los pacientes recuperados se incrementaron a 104,291, informó el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager). También se confirmó el fallecimiento de 8,440 personas a la fecha, al igual que 104,291 recuperados.