15/06/2024
01:35 PM

'Nos están dejando acorralados con los peajes”, dicen empresarios

El Progreso, Honduras.

Con parar la construcción de casetas de peajes en los diferentes tramos carreteros que comunican con esta ciudad amenazan los empresarios y fuerzas vivas.

En la reunión de emergencia desarrollada en la Cámara de Comercio estuvieron representantes de las diferentes organizaciones del sector: comerciantes, patronatos, productores y transportistas.

Hace más de un mes en la autopista entre El Progreso y San Pedro Sula comenzaron a construir una estación de peaje, frente a la colonia Guadalupe, municipio de San Manuel.

Esta obra está bajo responsabilidad del consorcio Autopistas del Atlántico.

Otras casetas son edificadas entre La Barca, Santa Cruz de Yojoa, y Santa Rita, Yoro, y para los próximos d?as se anuncia el comienzo de los trabajos en el corredor de El Progreso a Tela, la firma responsable es Covi de Honduras por medio del Corredor Turístico.

Rechazo

El cobro por el uso de esas vías ha provocado malestar en los diferentes sectores adonde se aplicará.

Eso llevó a la dirigencia de la Cámara de Comercio de El Progreso a convocar a sus miembros a una reunión de emergencia el martes para ultimar detalles sobre las acciones a seguir para parar las casetas de cobro.

Roberto Ferrufino, gerente general de la empresa de Transportes Progreseños (Tupsa) con corredor a San Pedro Sula, dijo que el cobro de peaje es un duro golpe a la economía de toda la población. “Solo nosotros estimamos que vamos a pagar al año un aproximado de 2.4 millones de lempiras, nos están dejando acorralados con tanto peaje”, apuntó.

Jorge Larios, presidente de los empresarios progreseños, manifestó que con ese tipo de actitudes “que está imponiendo el Gobierno” se está afectando a la economía de la zona y va a ausentar la inversión.

Carlos Menjívar, representante de los productores de palma del sector, dijo que casi no pueden sostener los costos para hacer producir sus empresas, con ese nuevo gasto la situación será peor.

LA PRENSA trató de conocer la reacción de Ana Julia García, viceministra de Infraestructura y Servicios Públicos, pero no contestó su celular.