29/05/2024
01:22 AM

'No van a quebrantar mi firmeza”: Armando Calidonio

Ellos ya habían destruido una patrulla municipal, y no es así que se tendrá la ciudad que queremos, expresa el alcalde.

San Pedro Sula, Honduras.

“Los vendedores ambulantes podrán quebrar vidrios y dañar propiedad privada y pública, pero jamás quebrantarán mi firmeza para poner orden, pues hay que hacer lo correcto, aunque sea más difícil”, aseguró el alcalde Armando Calidonio.

El pasado lunes buhoneros provocaron caos y disturbios en el centro de San Pedro Sula luego que fueran dealojados de las calles de la ciudad.

El jefe edilicio instó a los comerciantes del sector informal a presentar sus permisos de operaciones o en su defecto que lleguen a cada unidad municipal para constatar su legalidad y así poder regularizar su situación.

Como representante de los sampedranos y encargado de velar por el bienestar y el desarrollo de la ciudad condenamos y lamentamos que hechos como este se generen y provoquen zozobra entre la población.

“Estos mismos vendedores habían destruido una patrulla de la Policía Municipal, que andaba cumpliendo con la orden de decomiso de productos elaborado a base de pólvora para que no hubiera más niños quemados en la pasada Navidad”, recordó.

Calidonio dijo que es un tema de orden público e instó a que la Policía Nacional y la Militar salvaguarden, no solo los bienes municipales, sino la libre circulación e integridad de las personas. Las acciones emprendidas por recobrar la San Pedro Sula que todos sueñan y anhelan no se edificará con disturbios, destrozos o vandalismo, puntualizó.

'No van a quebrantar mi firmeza”: Armando Calidonio

En una acción rápida, los vendedores y supuestos infiltrados, según ellos, golpeaban el portón lateral de la alcaldía, lograron abrirlo e ingresaron a quebrar los vidrios de las oficinas de Relaciones Públicas.
Turba de vendedores

Una turba de vendedores ambulantes quebró vidrios, dañó propiedad privada, saqueó tiendas, intentó meterse por la fuerza al Hotel Sula y terminó irrumpiendo violentamente las instalaciones del Palacio Municipal.

Fue una mañana de vandalismo y violencia la que se vivió ayer en el centro, dejando pérdidas en los comercios y tiendas que se vieron obligadas a cerrar por la zozobra que se vivía. El problema se originó porque según los vendedores el lunes a medianoche empleados de abastos y mercados, policías municipales y preventivos llegaron, a la 6 calle entre la 3 y 1 avenidas, a desmantelar puestos de venta ubicados en la acera.

Foto: La Prensa

Varios puestos fueron desmantelados, pero en el enfrentamiento la turba de vendedores quebró vidrios y dañó propiedad privada, al extremo que algunas tiendas fueron saqueadas.
Saqueo

Los vendedores quitaron la estructura y le prendieron fuego. Lo anterior provocó más a los vendedores, quienes ya estaban molestos porque acudieron a la oficina de abastos y no les entregaron la mercadería que fue decomisada en la madrugada. “Nosotros no nos estamos oponiendo a ningún desalojo, lo que queremos es que presenten una orden y lo hagan en el día”, gritaban.

Minutos después, a eso de las 9:00 am, los buhoneros intentaron colocar sus puestos nuevamente. Al ver sus intentos frustrados, en cuestión de segundos los vendedores se armaron de palos y un grupo de ellos comenzó a generar caos en el centro enfrentándose a los policías y exigiendo reunirse con el alcalde Armando Calidonio.

En su carrera por llegar a la Municipalidad el grupo rompió los vidrios de varios negocios en la tercera avenida, saquearon tiendas y terminaron entrando violentamente al palacio municipal, adonde también dañaron ventanales. La Policía preventiva ingresó a las instalaciones municipales para sacar a los manifestantes, quienes rompieron varios vidrios del edificio.

Foto: La Prensa

La acción causó pérdidas entre los comercios del centro porque se vieron obligados a cerrar.