Más noticias

Miles pasarán Navidad en albergues y bordos del valle de Sula

Familias que siguen en los bulevares es porque sus casas se destruyeron totalmente.

Choloma.

“Lo perdimos todo”, es la frase de miles de pobladores de diferentes municipios del valle de Sula que pasarán la Navidad en albergues y covachas en bulevares o bordos, ya que sus casas fueron totalmente destruidas por las tormentas Eta y Iota.

Moisés Perdomo, presidente del patronato en Poza del Riel, con lágrimas manifestó que su casa fue destruida completamente, mientras miraba la pila, que fue la única parte de su propiedad que quedó en pie.

“Lo perdimos todo en esta comunidad; toca levantarnos desde cero, pues quedamos sin nada. 50 casas se destruyeron, por lo que estamos alojados en los bordos”, expresó con su voz entrecortada el poblador.

$!Foto: La Prensa

Muchas familias, iglesias y organizaciones siguen llevando ayuda a las familias damnificadas que perdieron todo por el paso de las tormentas Eta y Iota.
Belkis Izaguirre, jefa de Relaciones Públicas de la alcaldía, expresó que actualmente en Choloma hay unas 450 familias que pasarán las fiestas de fin de año en albergues solidarios, albergues oficiales y bordos, en covachas construidas de palos, plástico y láminas.

La funcionaria informó que aún tienen comunidades inundadas y al menos en 10 comunidades los pobladores no pueden retornar por la destrucción de viviendas.

“Las comunidades inhabitables son El Higuero, La Davis, Poza del Riel, La Unión, Lupo Viejo, Río Nance, la Gracias a Dios, Mario Gonzales, la Carrión y Palmeras”, agregó Izaguirre.

En algunos sectores de los Bajos de Choloma hay varias cuadrillas trabajando en la reinstalación de la energía eléctrica, ya que los postes y el tendido quedaron destruidos.

$!Foto: La Prensa

Algunas aldeas aún están inundadas.

La Lima

La Ciudad del Oro Verde se recupera lentamente, aún hay cientos de familias que pasarán una Navidad triste, puesto que perdieron sus casas, que para casi todos eran su patrimonio. A pesar de que en algunas colonias las personas han regresado a sus viviendas, en otras aún no se pueden hacer ni trabajos de limpieza porque están bajo el agua.

Celestino Quintanilla, poblador de la colonia Reformada, manifestó que “la Navidad será muy triste. En años anteriores hacíamos tamalitos y regalábamos a los vecinos, ahora no tenemos nada”. En El Progreso y San Manuel es la misma situación de tristeza para las familias que están en el bulevar porque no tienen un hogar al cual volver.