TEGUCIGALPA, HONDURAS

Una curiosa petición realizó en las últimas horas el ministro de la Secretaría de Salud de Honduras (Sesal), José Manuel Matheu, a personas que integran maras y pandillas en los distintos barrios conflictivos del país.

Y es que el funcionario de la actual administración de gobierno solicitó a estos grupos de delincuencia organizada que “no asalten a las brigadas médicas” que realizan jornadas de vacunación dichos sectores.

“Muchachos, ayúdennos, que andamos vacunando a sus hijos, a ustedes, a sus mamás. No me los asalten, por favor”, manifestó Matheu, al tiempo que reconoció que “hay barrios que están dominados por las maras y estas maras controlan que no hayan asaltos”.

El llamado, según el titular de Salud, es porque las brigadas médicas han reportado incidencias al momento de realizar su trabajo en lugares donde dominan las estructuras criminales en las distintas ciudades de Honduras.

Finalmente, aseguró que la presencia de militares y elementos de la Policía Nacional, cuando se efectúan las jornadas vacunación, provoca incomodidad en los miembros de maras y pandillas.