29/01/2023
08:57 PM

Más noticias

Marginación y disidencia en Libre por luchas de poder

  • 05 noviembre 2014 / 09:11 AM /

Diputado Héctor Padilla revela que tenían que pagar L40,000 a dirigentes radicales por hacer proselitismo.

Tegucigalpa, Honduras.

La división en el partido Libertad y Refundación (Libre) viene desde la campaña electoral en que grupos radicales cobraban impuesto de guerra a los aspirantes a diputados por hacer campaña en determinados municipios.

Así lo denunciaron diputados de ese partido político, quienes afirman que han decidido romper el silencio en aras de salvar la institución.

Las declaraciones de diputados como Edgardo Castro y Héctor Padilla no han sido bien recibidas dentro de una estructura que hoy por hoy no se sabe quién controla.

En Libre hay una lucha entre los grupos radicales de izquierda y los políticos tradicionales que migraron del Partido Liberal. Ambos buscan el control del partido.

Las amenazas

El diputado de Libre Esdras Amado López denunció que él fue objeto de atropellos y amenazado con pistolas por realizar campaña en territorios controlados en la capital por gente de ideología radical del mismo partido Libre.

El diputado de Libre por Choluteca, Héctor Padilla, denunció que en campaña la facción radical de Libre (Frente de Resistencia Popular) impuso un cobro. El diputado por Cortés, Edgardo Castro, también denunció la falta de rendición de cuentas a lo interno de Libre al expresar que “el propio fiscal René Alfaro pidió que se entregara públicamente dónde están los fondos de la campaña, Mel es un fenómeno, pero gerencialmente no ha sabido conducir el partido”, dijo.

El diputado Padilla, quien se ha sumado a la disidencia, ha revelado que entre 18 y 26 diputados se sienten marginados por la actual dirigencia de Libre. Afirmó que hay un distanciamiento ideológico entre este grupo radical y el resto de la dirigencia de Libre.

“Muchos de estos dirigentes radicales actúan por encima de la figura del coordinador de Libre, Manuel Zelaya, y han desconocido la autoridad del vicepresidente del partido, Esdras Amado López”.

Padilla ejemplificó que en Choluteca, a lo largo del proceso electoral, esta gente puso una tranca en el municipio de San Marcos de Colón e impuso un pago de 40 mil lempiras por cada aspirante a diputado que llegara a realizar campaña en ese municipio.

La diputada por El Paraíso, Claudia Garmendia, aseguró que la bancada de Libre permanece unida. Indicó que Libre no ha recibido ningún tipo de beneficio económico por parte del Gobierno.