"

Tegucigalpa, Honduras.

Marco Bográn, exdirector de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), institución estatal encargada de la adquisición de los hospitales móviles para la pandemia del covid-19 en el país, declaró este jueves ante el Ministerio Público por causas investigativas relacionadas a un caso compra millonaria de medicamentos.

A Bográn, quien fungía como titular de este ente a principios de 2020, cuando Honduras, a través de Invest-H, negoció la compra de siete hospitales móviles por valor de 47 millones de dólares a la empresa Elmed Medical Systems, propiedad del guatemalteco Axel López, y construidos en Turquía.

Puede leer: Realizarán pruebas de covid-19 a personas esencial del Villeda Morales

Sin embargo, el arribo de los sanatorios, presupuestados para permanecer en primera línea sanitaria contra la enfermedad, que saturó las salas hospitalarias de Honduras, se dilató durante meses y, hasta ahora, solo uno de estos, el de San Pedro Sula, funciona.

10 de julio de 2020
Ese día arribaron los dos primeros
hospitales móviles al país, incompletos
y cinco meses después de lo presupuestado.
Bográn obtuvo medidas medidas cautelares y después sustitutivas de la Justicia de Honduras, en otras causas por las que es investigado. Ministerio Público ha señalado que el exfuncionario es acusado de delitos de malversación pública, externos a la negociación por los hospitales móviles.

También: Desalojan a mototaxistas que se tomaron carretera a Occidente de Honduras

El exdirector declara ante los fiscales del Ministerio Público, en Tegucigalpa, acompañado de su apoderado legal, Marco Tulio Castro. Bográn comparece junto a Alex Moraes, exadministrador de Invest-H durante el período de Bográn en la titularidad de la institución.

"

$!Foto: La Prensa

"

Contenedores con las instalaciones de los primeros dos hospitales móviles que arribaron a Puerto Cortés, en julio, en pleno auge pandémico.

Historia

En julio de 2020, tras el comienzo de las investigaciones de fiscales del Ministerio Público, la sobrevaloración en la obtención de los hospitales móviles ascendía a los 680 miillones de lempiras. Bográn fue señalado de orquestar una red de corrupción que desfalcó Invest-H a través, especialmente, de la compra de los sanatorios.

A López, dueño de Elmed Medical Systems, Bográn le firmó contratos en la negociación sin garantías de calidad y entrega, por lo que, tras la extenuante espera, se encontró en las instalaciones defectos y falta de precisión en el uso de los equipos.

También en julio, fiscales del Ministerio Público, a través de operativos de la Agencia Técnica de Investigación (Atic), secuetró documentos de interés en Invest-H y allanaron la vivienda de Bográn, en Tegucigalpa. El exdirector declaró ante fiscales hondureños y, en medio de una condena pública, se le acusó de máximo responsable del resonado caso de presunta corrupción.

Sobre el fin de 2020, se conformó una comisión interventora que evaluará, investigará uy determinará las causas del caso de corrupción en Invest-H. A la fecha, miembros de esta junta argumentan que no se puede exigir a los proveedores de los hospitales debido a la falta de garantías contractuales.

José Ernesto Leva, interventor de Invest-H, calificó la compra de los hospitales como 'la peor estafa', puesto que no cuentan con las garantías de calidad requeridas para funcionar en Honduras. Problemas en el sistema de aire acondicionado impiden la apertura de estos en distintos departamentos de Honduras.

"