26/05/2022
08:34 AM

Más noticias

Luis Redondo dice que recibió llamada de Embajada de EEUU; convoca a legislatura

Para este martes está contemplada la primera legislatura 2022-2026 en el país.

Tegucigalpa, Honduras.

Luis Redondo y los demás miembros de la junta directiva electa paralelamente ayer en el Congreso Nacional, mencionó durante una conferencia de prensa que recibió una comunicación por parte de la Embajada de los Estados Unidos para reunirse este lunes.

Al ser consultado sobre cuáles iban a ser los temas a abordar con los funcionarios estadounidenses, Redondo dijo desconocer qué hablarían exactamente.

El diputado del Partido Salvador de Honduras aprovechó su intervención para convocar a todos los parlamentarios para que asistan este martes, a las 7:00 am, al Congreso Nacional con el fin de inaugurar la primera legislatura.

“Tenemos un mandato claro desde las urnas, no tengo por qué retroceder y el pueblo nos legitima. Siempre hemos estado abiertos al diálogo, invitamos a todos los diputados a que vengan a la primera legislatura”, manifestó Redondo.

El congresista del Partido Libertad y Refundación (Libre), Fabricio Sandoval, reiteró que la primera legislatura será presidida por Luis Redondo y que la seguridad interna del Legislativo está a su disposición. “Invitamos al pueblo hondureño para que nos acompañe, vamos a llevar a cabo el inicio de la primera legislatura”, apuntó.

Relacionada: División interna del partido Libre arrastra al país a una nueva crisis

De su lado, uno de los vicepresidentes electos en esta línea partidaria, Hugo Noé Pino, ratificó públicamente que la única junta directiva electa en legal y debida forma es la que encabeza Luis Redondo. “Todo mundo está invitado al Congreso Nacional a la primera legislatura correspondiente al período 2022-2026”, precisó.

Crece la incertidumbre por cómo se desarrollará la primera legislatura debido a que hay dos juntas directivas electas.

En tanto, Jorge Cálix, quien también fue juramentado como presidente del Legislativo, declaró este lunes que está dispuesto a dialogar para llegar a acuerdos.

“Estoy de acuerdo que nos sentemos a dialogar, hay que regresarle la paz al pueblo. El expresidente Manuel Zelaya me tiene molesto, porque ha sido grosero conmigo y lo único que he hecho es servirle, fui su vocero en el Congreso Nacional poniendo el pecho y parando las balas que iban para Libre”, dijo.

“Nosotros tenemos el control de la administración aunque ellos tengan las instalaciones”, puntualizó.

Cisma político en Libre

La crisis se comenzó a gestar poco tiempo después de que en octubre de 2021, antes de las elecciones generales del 28 de noviembre, Castro y su esposo, el expresidente Manuel Zelaya, coordinador general de Libre, suscribieron una alianza solo para el nivel electivo presidencial con otros dos partidos minoritarios.

Como parte de esa alianza, el presidente del Partido Salvador de Honduras (PSH), Salvador Nasralla, que obtuvo 10 diputados, exigió que el candidato a la presidencia del Parlamento la escogería él, lo que fue avalado por Castro y el coordinador general de Libre.

$!Multitud congregada en las afueras del Congreso Nacional de Tegucigalpa.Multitud congregada en las afueras del Congreso Nacional de Tegucigalpa. (Fotografía: La Prensa)Nasralla escogió como candidato a presidir el Parlamento a Luis Redondo, del PSH, quien tuvo el rechazo de una buena parte de los 50 diputados que obtuvo Libre en los comicios generales.

Los líderes y diputados de Libre y el PSH sabían que para elegir la nueva junta directiva provisional del Parlamento no contaban con la mayoría simple de 65 diputados, por lo que necesitarían del apoyo de otros partidos, como el Liberal (22), Anticorrupción (1) y Democracia Cristiana (1), y eventualmente unos pocos del gobernante Partido Nacional (44).

Con ese panorama, que ya se presagiaba incierto, por el rechazo a Luis Redondo por parte de una veintena de diputados de Libre, el viernes se llegó a la elección de la junta directiva provisional, en la que fue elegido Jorge Cálix, del partido que lidera Castro.

La presidenta Castro no reconoció a la junta directiva encabezada por Cálix, quien contó con 30 votos de Libre y al menos los 44 del Partido Nacional.

Además, el mismo viernes, Castro dio lectura a la decisión del partido Libre de expulsar a los 20 disidentes, de los que dos rectificaron, y los tildó de “traidores”, que se aliaron con el Partido Nacional, contra el que se votó en noviembre para sacarlo del poder después de 12 años de mandato.

Según los diputados de Libre que apoyan a Castro, la elección del viernes se celebró violentando normas parlamentarias y sin escuchar al portavoz de su partido para proponer a Luis Redondo. La elección de Cálix terminó en una confrontación y golpes entre diputados de Libre disidentes y afines a Xiomara Castro.

Con base a la ley correspondía ayer domingo la elección de la junta directiva en propiedad del Parlamento, lo que no fue posible en su sede en Tegucigalpa, porque en sus predios se concentraron desde el sábado miles de personas apoyando a la presidenta Castro, en una vigilia a la que ella había convocado, a la que también asistió.

Sabiendo eso y que los seguidores de Castro seguían en las afueras del Parlamento, la junta directiva provisional electa el viernes convocó para las 8:30 am a una sesión en un club social de Zambrano, unos 30 kilómetros al norte de Tegucigalpa, donde Jorge Cálix fue ratificado, con 80 votos.

Al mismo tiempo, en el Parlamento se elegía una segunda directiva en propiedad encabezada por Luis Redondo, que fue reconocida por Xiomara Castro, electa con diputados propietarios y suplentes.

Si por la nueva crisis política que vive Honduras, Xiomara Castro no pudiera jurar ante el Parlamento, la ley señala que lo podrá hacer ante el Supremo, con magistrados en su mayoría del Partido Nacional. Si eso tampoco fuera posible, una tercera opción sería ante un juez.